Publicidad

Publicidad

24 de julio de 2014

Falleció en Caracas Don Pepe Cabello





Por: Rubén Darío Villafraz


Crespones de luto en la fiesta brava venezolana. La crónica taurina guarda silencio ante lo que ha sido la desaparición física, a la edad de 85 años, del gran maestro del periodismo taurino como lo fue Don Dr. José Antonio Cabello Arizaleta, conocido universalmente en el mundo del toro como Pepe Cabello, quien ha descansado en la paz del creador el pasado lunes.

Fue y ha sido Pepe Cabello una de las referencias indiscutibles de la crónica taurina en gran parte del mitad del siglo XX en los más importantes medios de comunicación del país. Sus reportajes, crónicas, entrevistas y ensayos, además de libros, constituyeron una muestra de su rico y amplio conocimiento del rito del toro el cual siempre llevó en su corazón, al lado de su esposa, Doña Neida Villarroel de Cabello.

El hasta el pasado lunes el Decano de los Críticos Taurinos de Venezuela había nacido el 20 de diciembre de 1928 en Caracas, comenzando desde muy niño su afición a la fiesta bravas por varias razones, la primera de estas, la inocultable afición de su señora madre, doña Helena Arizaleta de Cabello, además de vivir muy cerca del Nuevo Circo de Caracas, exactamente detrás del tendido de sombra del Coso de San Agustín, lo que  le hizo desde muy joven palpar todo lo que embargaba un festejo taurino antes y después. Así mismo no ocultaba su afición por el futbol y el boxeo, las que compatibilizó con su profesión de abogado.

Cabello redactó sus primeras crónicas de toros en enero de 1946, en el diario caraqueño El Grafico, así como en la revista Venezuela Deportiva, siendo de los primeros críticos taurinos en salir por televisión, recién inaugurada la Televisora Nacional de Venezuela presentando el espacio Arte y Ciencia de la Tauromaquia. Así mismo su pluma ganaría dimensión cuando ocuparía la tribuna del Diario El Nacional, tras la designación del titular de este, Don Oswaldo Pérez Esteves, como Cónsul de Venezuela en Vigo (España), lo que le valió de trampolín para luego escribir en los Diarios El Universal, El Globo, y regionalmente en el Diario La Verdad de Maracaibo. Durante 18 años se le vio por las páginas de El Nacional y 30 por las de El Universal, en este último en infinidades de ocasiones en la revista Estampas, donde dada rienda suelta a su proverbial garbo a las entrevistas y anécdotas relacionadas con el toro.

A sus viajes como crítico taurino a España o México, también compaginó sus labores como asesor jurídico de las Asociaciones de Matadores de Toros y Novillos, además de Subalternos y Picadores de Venezuela, en aras de mejorar las relaciones de esta con sus similares. No está de más decir que Pepe fue el primero que transmitió en vivo y directo la primera corrida de toros para Venezuela, como lo fue en 1970 la alternativa del diestro venezolano Jesús Narváez, además de publicar dos libros de referencia para el taurino venezolano como son Redondel de Ilusiones” (1972), donde realizó un importante recuento de las temporadas novilleriles celebradas en el Nuevo Circo de Caracas.

Ese mismo año bautizó también Toreros Fuera del Ruedo, excelente obra en donde el cronista venezolano logró amenas e interesantes entrevistas a destacadas figuras del toreo como: Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”, Rafael Gómez “El Gallo”, Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma”, Juan Belmonte, Manuel Jiménez “Chicuelo”, Domingo Ortega, Antonio Ordóñez, Paco Camino, Santiago Martín “El Viti”, Manuel Benítez “El Cordobés”, Palomo Linares y los venezolanos, Eleazar Sananes “Rubito”, Julio Mendoza Palma, César Girón y Héctor Álvarez.

Numerosas fueron las ocasiones que tuvo presencia Pepe Cabello en el marco de la Feria del Sol, de la mano del conocido locutor Néstor Trujillo, donde posterior al festejo ferial lo analizaban por las ondas de la recordada Radio Universidad tipo de tertulia que denominaban La Hora de la Verdad.

Sus últimas apariciones fueron esporádicas, una de ellas fue en Tendido Cero en marzo de 2011, donde Javier Hurtado realizó importante trabajo sobre el cierre que mantiene el Nuevo Circo de Caracas desde 1997, siendo uno de las personalidades consultadas en dicho reportaje. A mediados del año pasado había sufrido un accidente doméstico con la fractura del fémur de una de sus piernas lo que aún más le alejó del contacto con personalidades aun vivas del toreo de la época que deslumbró.

Este lunes, en el lecho de su hogar su alma se ha despedido del paraíso terrenal, aquel en la que siempre se le recordará como una de las plumas taurinas más destacada que ha tenido lugar el toreo venezolano. DEP.

@rubenvillafraz