Publicidad

Publicidad

20 de septiembre de 2014

A 22 temporadas de una alternativa histórica, Erick Cortéz en Nimes


Por: Víctor José López “El Vito” 

El viernes 19 de septiembre se conmemoraron 22 años de la alternativa de Erick Cortéz. Coliseo de Nimes, 19 de septiembre de 1992.

Dos históricos de la fiesta, los maestros Paco Ojeda y César Rincón, fueron padrino y testigo de la ceremonia. Investidura que ocurrió con un toro de la ganadería jerezana de Juan Pedro Domecq.

Ha sido la única alternativa que un matador de toros venezolano ha alcanzado en este milenario escenario, la plaza de toros más importante de Francia y entre los cinco circos taurinos más importantes del mundo.

La trayectoria de Erick Cortéz en el difícil sendero de la fiesta de los toros en Venezuela, ha tenido como fundamento su sentido de la profesionalidad. Torero de escuela, orgulloso de sus orígenes profesionales en la Escuela de Lucio Requena, entendió el toreo desde sus primeros lances como respuesta al reto en la vida y en la profesión.

Se hizo en España, a la vera de los maestros del Sur, en aquella desembocadura del Guadalquivir donde las carabelas en una época llevaron a la América de bronce los heraldos de la Fiesta de los Toros, noticias que desde entonces están imbricadas en la cultura de nuestras naciones iberoamericanas.

Erick Cortéz, además de sus éxitos como matador de toros, ha sido como venezolano un luchador infatigable de la causa del toreo universal. La nación, la afición a los toros y los profesionales del toreo deben vivir agradecidos a este torero, figura de nuestro escalafón, que se ha jugado la vida profesional y la integridad ciudadana para con vocación de servicio defender la fiesta de los toros como no lo ha hecho otro en Venezuela.

Desde A los toros, y para nuestros lectores, nuestro sincero reconocimiento al matador de toros Erick Cortéz quien ha sido, es y será ejemplo para muchas generaciones de integridad profesional.