Publicidad

Publicidad

21 de octubre de 2014

Oreja para Joselito Vásquez y bravos novillos de “Laguna Blanca” en novillada de Maracay

Joselito Vásquez con la oreja del quinto de la jornada
Foto: Gladys Castillo

Por: Jesús Ramírez “El Tato”


En la misma fecha que se celebraba en Maracay una novillada con picadores este domingo 19 de octubre,  el matador en retiro Juan Antonio Ruiz “Espartaco”  actuaba en la población de Palos de Frontera (Huelva) en un festival donde corto  seis orejas y rabo, tras regalar el sobrero y luego dijo a la prensa cuando le insinuaron si ante el triunfo regresaría vestido  de luces y dijo tajante: Eso es más difícil que torear un festival…..

En Maracay en la novillada, se hicieron patentes las palabras del veterano espada ya con la sien nevada por el paso de los años. Esto es difícil.  Y en verdad que hay que estar preparado cuando salen los astados embistiendo con bravura y nobleza como los de “Laguna Blanca”. Y es que el tiempo pasa y deja huella y en el toreo, la técnica y los conocimientos, la aptitud y la actitud no se acomodan en libros escolares sino en la mente.

Un extraordinario novillo de ensueño abrió plaza y le correspondió al valenciano José Breña, quien se conformó con una vuelta al ruedo sin  poder entender cabalmente la nobleza del astado ni demostrar ambición.

Cristian Broy recibió a su oponente con larga de rodillas y luego estuvo deseoso hasta ponerse pesado con el acero y oir los  recados de usía.  Angel Mijares “El Turmereño” hizo esfuerzos por agradar pero lo sorprendió la bravura del novillo con sus carencias técnicas. Afortunadamente pasaportó al primer viaje evitando el calvario. Miguel Angel Broy afectado por la inactividad se dejó ver en algunos pasajes importantes con la muleta en la diestra en los medios, pasando fatigas con el acero. “Joselito” Vásquez toreo bien a la verónica y banderilleó con desigualdad, negándole la autoridad el derecho a colocar el tercer par. Buenos momentos muleteriles le premiaron con música y al despachar de media caída recibió una oreja. Cerró plaza un novillo de “La Consolación” de poca fuerza que pedía los conocimientos que no tenia el joven merideño “Chico” Paredes, que se mostro con gusto al torear a la verónica y en aislados muletazos que tuvieron pronta música y oreja escasamente solicitada.

Buen puyazo de Alexis Bolívar y bien en la brega Nelson Villegas con sustos y achuchones del novel banderillero Víctor Valencia y finalmente con Joselito Vásquez asistido en la Clínica Guadalupe, donde los estudios de rayos X afortunadamente no arrojaron fracturas, sino golpe fuerte en la clavícula, superado con calmantes e inamovilidad del brazo izquierdo.


Todos los esfuerzos hechos en la organización del evento superando obstáculos, habrían tenido mayor recompensa si la bravura de las reses hubiese sido entendida y los muletazos se hubiesen sentido al ritmo del corazón. El tiempo pasó muy rápido el domingo en la maestranza aragüeña cuando recordábamos el 43 aniversario de la muerte del gran César Girón.  Otro día será….No hay que perder esperanzas…...