Publicidad

Publicidad

15 de noviembre de 2014

“El Marabino”, un zuliano que triunfa en Norteamérica con la ilusión de hacerlo en su Venezuela.



Por: Prensa Curro Ortega “El Marabino”

Curro Ortega “El Marabino” es un joven matador de toros que desde muy niño soñó con ser torero, y lo consiguió a base de esfuerzo, mucho sacrificio y una gran afición. 17 años cumple esta temporada El Marabino como matador de alternativa, una fecha importante para el torero zuliano, que este año por cierto, no está en la feria de la Chinita.

Desde niño mostró condiciones para el toreo, iniciándose de la mano de su padre Crispulo Zambrano, un hombre con gran afición que quiso ser torero y que le transmitió a sus hijos esa pasión. Johnny Zambrano, que es el verdadero nombre de este diestro, que siendo un niño comenzó a torear. Comenzó a frecuentar los tentaderos, consiguiendo en la casa del licenciado Hugo Domingo Molina calor y apoyo. Fue el 26 de noviembre de 1.991 cuando El Marabino participó en su primer tentadero en esa casa ganadera, día que fue a tentar el matador de toros José Antonio Valencia.

Se presentó en público en 1.992 en el espectáculo cómico taurino El Bombero Torero, en su parte seria, en plena feria de San Sebastián en San Cristóbal. Al año siguiente indultó un novillo en la parte seria del espectáculo cómico taurino en la misma plaza, y toreó con éxito en Táriba. El 28 de enero de 1.994 se presentó con picadores en San Cristóbal en la feria internacional de San Sebastián, alternando con Álvaro de la Fuente, Martín Ramos, Javier Silva, Edgar Peña, Pepe Colmenares y Luis Prato.

Nuevamente en San Cristóbal, plaza emblemática en la trayectoria de este diestro, triunfa el 29 de enero de 1995 en una novillada, cortándole las dos orejas a un astado de Bella Vista. Viajó a España ese año, donde le ayudó la familia Molina, Curro Navarrete y Felipe Navarrete, sumando 32 novilladas sin picadores, presentándose con picadores en Sabiote (Jaén) el 24 de agosto de 1996, con Rafaelillo y José Calvo, ante novillos de Felipe Navarrete.

Se despidió de novillero en San Cristóbal, el 22 de enero de 1997, en corrida mixta alternando con Leonardo Coronado y Cristina Sánchez, que sería la testigo de su alternativa meses después. El Marabino, vestido de celeste y oro con remates negros, le cortó las dos orejas al sexto novillo y salió a hombros por la puerta grande.

Ese 1997 en España llegó a matar con éxito una novillada de Miura en Cuéllar el 3 de septiembre y se despidió de novillero en Úbeda (Jaén) el 24 de septiembre, alternando con Curro Gandullo y José García “El Doctor”. Tomó la alternativa en su tierra, en Maracaibo el 15 de noviembre de 1997, teniendo como padrino a Javier Vázquez. De testigo a Cristina Sánchez, que le cedieron al toro “Chinito”, número 134, con 474 kilos de El Prado. Vestido de rosa y oro con remates negros, cortó tres orejas y salió a hombros. Ganó el preciado Rosario de Oro y toreó en las principales ferias del país, teniendo éxitos y sufriendo una cornada en la feria de San Sebastián de 1998. Ese año torea la corrida de la prensa en Maracaibo con los maestros Cesar Rincón y Leonardo Benítez con toros de rancho grande.

En el año 2000 viaja a México presentándose en Cancún el 6 de noviembre San Juan del Río el 25 de agosto del 2001 con los mexicanos Oscar San Román y El Zapata. Suma varios festejos en suelo mexicano triunfando todas las tardes en el 2002 temporada clave del El Marabino manteniéndose por 5 temporadas en México  y en 2005 viaja a Estados Unidos, compagina su afición del toreo con el vuelo comercial. Suma un buen número de festejos en Estados Unidos, con éxito. Así a grandes rasgos es la trayectoria de Curro Ortega “El Marabino”, un zuliano que triunfa en Norteamérica con el apoyo del Ganadero  Portugues Joe Martins con la ilusión de hacerlo en su Venezuela.