Publicidad

Publicidad

21 de noviembre de 2014

Maracaibo Mantiene El Arraigo Ferial de La Chinita




Manuel Díaz “El Cordobés” se apodero del Rosario de la Chinita
Foto: Nikolas Babin
Por: Jesús Ramírez “El Tato”

Maracaibo sigue siendo una ciudad atractiva y fascinante.  Por tiempos de navidad sus calles con luces encendidas y la alegría gaitera la hacen más encantadora. En la parte taurina mantiene su arraigo aunque ha afectado mucho la prohibición de menores de edad en las corridas.  La empresa Marubini mantiene sus oficinas desde hace 30 años en el otrora hotel Del Lago, hoy Venetur y hasta allí llegan los aficionados a adquirir sus entradas. La presencia de Don Roberto Marubini,- típica camisa de rayas y baston- brinda la confianza y seguridad que ha motivado a su hijo Sandro para continuar el camino empresarial con marcado éxito.

Por avatares de la política, solo dos meses se llevó la organización de los festejos taurinos feriales. Buena publicidad y comentarios en los diarios locales y cuñas en las radios motivando los festejos. Críticos taurinos de nueva hornada cumplieron su trabajo en medios impresos locales con conocimiento. Pero el Zulia no se escapa de la cruda realidad social, política y económica de nuestro maravilloso país.

Seis orejas en la primera

Muy mal presentada la corrida de “Santa Fé” con argumentos ganaderos de astados que se pelearon descompletando el encierro. Erick Cortéz que abrió plaza estuvo firme, serio, sereno cortando una oreja al inicial tras gran espadazo y faena inteligente mostrándose decidido con el áspero e incomodo cuarto. David Fandila “El Fandi” muletazos en todos los terrenos y desigual en banderillas recibió con benevolencia una oreja y dos mas de su segundo oponente, en tanto que Antonio Ferrera con clase y reposo en su acción muleteril cortó una oreja en cada astado. No hubo rivalidad ni quites entre Fandi y Ferrera, a lo mejor la escasa presencia de los astados no los motivo.

Indulto y bravos astados molineros

Volvía Manuel Díaz “El Cordobés” a tierras zulianas. Muy aplaudido en el primero y triunfal en el otro de la ganadería “La Consolación” que embistió con clase y ritmo en larga faena del madrileño que remató con los saltos de rana. Unánime la petición de indulto concedido par exhibir las orejas y mas tarde recibir el preciado “Rosario de la chinita”.  “El Fandi” cortó una oreja y se vio arropado por su paisano.  Rafael Orellana tuvo tarde de entrega y firmeza con palmas en su primero y oreja con petición de la segunda en el séptimo astado.  El debutante mexicano Luis Manuel Pérez “El Canelo” dejó buena tarjeta de presentación con quietos lances a la verónica y valiente labor muleteril de entrega y decisión. Dio una vuelta al ruedo en el del debut y cortó una oreja en el último lidiado ya con la noche encima.

Confusión en las puertas el domingo

La recién finalizada Feria de la Virgen de la Chiquinquirá tuvo variados matices. Un público que percibimos más centrado con el espectáculo y la empresa haciendo esfuerzos supremos para contrarrestar los pasos falsos de quienes se lucran descaradamente de la fiesta brava.

Al grupo de los anti taurinos que estuvieron molestando y gritando a quienes entraban a la plaza, se suman los que abrazados al poder hostigaron a los aficionados que como es tradicional iban a las corridas con sus cavas, termos y botellas plásticas con agua potable. Presumiblemente, según nos informaron, el Presidente de Saplaz, ente municipal que administra la plaza, una hora antes de la corrida del domingo, impidió con la policía municipal, que los aficionados ingresaran a la plaza con sus termos, botellas plásticas o cavas con agua, lo que genero gran atraso en la cola de entrada y el regreso de muchos aficionados que algunos por necesidad, debían tener el agua a la mano.

Lo mas raro, es que el sábado no hubo tal impedimento por parte de este funcionario municipal, que en cambio permitió los abusos de los anti taurinos en las puertas de ingreso a la plaza con gritos destemplados, ofensas y pancartas engañosas.

Esta situación generó confusión y desconcierto entre los aficionados que no entienden el porque se impide la entrada de personas con recipientes plásticos de agua mientras se expone al desprecio público a quienes ordenadamente entraban a la plaza con el único propósito de presenciar la corrida enmarcada en la celebración de la XILX edición de la Feria de la Virgen Chinita.  Ver para creer. Que dirá la alcaldesa ante esta irregular situación que afectó a los aficionados taurinos y al espectáculo en general?....