Publicidad

Publicidad

10 de noviembre de 2014

¡Nos dolió el puyazo!.. ¿Y ahora quién responde?


Por: César Dao Colina

Si alguna vez hubimos de experimentar una gran expectativa en Valencia, fue con el anuncio de la lidia de toros españoles, hasta el punto, que parecía, que no importaban los diestros. Los carteles: ambiciosos. Aunque, Haussmann, sostenía, “que la experiencia no servía para nada”, apelamos, luego, como ha sido y era lógico, “a esperar” el fiel curso de los acontecimientos con algo de tono y cautela. Repetimos, los Toros Españoles, ellos, eran los protagonistas y el centro de la emoción aficionada.

Pero las divisas no llegaron y la atmósfera se tornó plomiza

El jueves por la noche, la empresa Don Fabio Grisolía, c.a., en voz de su presidente, nos comunicó, que, publicaría el cronograma para devolverle el dinero al público, ¡como debe y tiene que ser!, le acotamos nosotros, sin olvidar hacer notar que los aficionados, estaban muy molestos y frustrados

Devolver es sinónimo de suspender… pero…

Vamos a las preguntas más concretas admitiendo el dinero que perdió la empresa ¿Quién o quiénes son los responsables de que la ciudad se vea afectada, en medio de esta empobrecedora hermandad Inflación-Especulación en su Renta Interna, en el Turismo Exterior y Nacional; en la pérdida mil millonarias de los comercios, para no nombrarlos, uno a uno, porque necesitaríamos no menos de (4) páginas, que se aprovisionaron de mercancía para atender a los visitantes?¿Quién o quiénes responden por la cláusula penal de los vuelos extra-fronteras y dentro del país al cancelarlos por la suspensión?....¿y la Economía Popular: el vendedor de almohadillas, juguetes, perroscalienteros, parrillas, sombreros, recuerdos, chucherías, postales, esculturas, joyas, vestidos, y los hoteles, qué?

Contratos, intercambios de publicidad, prensa, transmisiones de Radio y TV directo desde la plaza; como de otras muchas celebraciones diversas; escuelas de danzas, eventos pre-corrida, escenografías, actos culturales, artistas, kioscos con exposiciones, coloquios, conferencias, talleres, librerías, imprentas, boutiques, peluquerías, cartelería, boletaje, PC, con todo el personal idóneo para su respectivos éxitos. ¿Con estas actividades, que son pocas, se podrá cuantificar las pérdidas totales?..

Empresas de refrescos, alimentos, jugos, licores; equipo de vendedores y supervisores que amalgaman una primaria gestión empresarial; ¿o, es que el IVA se exonera o los impuestos municipales o nacionales están bajo un régimen de exención cuando se celebran espectáculos taurinos?...¿Es así? ¿Y el transporte público, los casi (260) tours provenientes desde distintos estados patrios; taxistas, mototaxistas, estacionamientos?...Solamente, con esta singular visión se comprueba, sin género de dudas, el impacto de la Economía del Toro y quienes llevan a sus hogares un beneficio extra en tiempos duros.

¿Y si mencionamos lo netamente taurino?

Como se acaba el espacio, pero continuaremos, la Plaza de Toros Monumental de Valencia, genera, ella soliiiiiiita, el sostenimiento de ¡2.350! empleos que van desde los porteros hasta los despostadores.

¡Ah, y, por de pronto, dejemos tranquilita, como lo acotamos hace días, a N.S. Virgen del Socorro!..

Remate: Celebramos las obras de la Catedral; el comedor de la amada U.C.; la ley que blinda nuestras tradiciones, el rescate de la Plaza de Toros hacia la categoría que se merece la ciudad por parte de la gobernación del estado; pero, también, las Competencias Municipales, pero, hoy, nos resentimos de este puyazo en todo lo alto recibido por el pueblo y la respetable afición en su sagrada arena