Publicidad

Publicidad

31 de diciembre de 2014

2015: Incertidumbre y Esperanza


Por: Giovanni Cegarra

Patético para lo taurino venezolano, ha sido el año 2014, por lo que el año 2015, arrastra incertidumbre y abriga esperanza, de lo que, de una u otra forma, le espera a la Fiesta Brava en Venezuela.

Apenas 25 corridas de toros, 3 novilladas con picadores, 2 novilladas sin picadores, 10 festivales taurinos, se dieron en el 2014, en medio de la crisis socio, económica, política y desunión total, que reinó a su antojo dentro de la Fiesta Brava, a lo que se suma la acción solapada, de los enemigos existentes dentro de ella, que hicieron lo suyo, mucho mejor que los adversarios de siempre.

Imposible pasar por alto que en el 2014, fueron suspendidas dos ferias taurinas de relevancia en Venezuela. El Carnaval Taurino de América, XLV Feria del Sol en Mérida, Estado Mérida, por efectos de la protesta política anárquica que sacudió a la ciudad y al país, en febrero; la Feria del Socorro de Valencia, Estado Carabobo, en noviembre, por causas de orden organizativo empresarial y como puntillazo final, la suspensión en Tovar, Municipio del mismo nombre del Estado Mérida, del llamado Mano a Mano de Los Andes, el 28 de diciembre, al que los tovareños hicieron mutis, con excusas y razones, que pusieron en entredicho, su afamada afición taurina.

Con toda esta secuela que ha dejado el 2014, no cabe duda, que el año 2015, será de incertidumbre para lo taurino Venezolano, ya que para nadie es un secreto, la crisis socio, política, económica, que sucumbe al país, que viene afectando considerablemente a nuestra Fiesta Brava y en este nuevo año que comienza, no se las tendrá nada fácil, se las tendrá mucho más difícil.

Este nuevo año igualmente, será de esperanza, cifrada en el logro de la unidad nacional taurina, en la que gremios, empresarios, ganaderos, matadores de toros, novilleros, subalternos, picadores, comunicadores, aficionados, ajuro, porque ya no queda otra, deberán unificar esfuerzos para consolidar la permanencia de la Fiesta Brava en el país, darle mayor apoyo, a las Escuelas Taurinas y la Cantera Taurina Venezolana.

2015: incertidumbre y esperanza, para la Fiesta Brava en Venezuela. En los taurinos está, evitar que se vaya por el despeñadero, quede sepultada en el abismo de nunca salir.

Dura verdad y realidad, en guerra avisada no muere soldado y si  muere es por pendejo. En el 2014, se dieron varios avisos, de lo que pudiera ser, a futuro, la suerte de lo taurino venezolano.

Feliz Año 2015 para todos. La unidad nacional taurina llegue en este nuevo año, sea lograda, la definitiva permanencia de la Fiesta Brava en Venezuela o de lo contrario, esto, se lo termina de cargar el diablo.