Publicidad

Publicidad

7 de diciembre de 2014

47 años de vida taurina cumple la Plaza de Toros "Román Eduardo Sandia"


Por: Giovanni Cegarra
             
El lunes ocho, en Mérida, Estado Mérida, Región Los Andes de Venezuela, en el día consagrado a la Patrona de la ciudad, Nuestra Señora Virgen de La Inmaculada, arriba sus 47 años de vida taurina, la Plaza de Toros Monumental Román Eduardo Sandia, coso taurino andino merideño venezolano considerado como Bien de Interés Cultural de La Nación, Acervo Histórico, Cultural, Ambiental de La Nación e incluido, en el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano.

La Monumental de Mérida está ubicada en terreno que otrora se conocía como la Hacienda La Liria, en la Avenida Las Américas, Urb. Santa Ana, frente a la Facultad de  Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes, bordeada por el Cojunto Residencial Brisas del Alba, los barrios Simón Rodríguez y Pueblo Nuevo, un controversial Gimnasio Deportivo Vertical que es construido en su estacionamiento, degradando el medio ambiente paisajístico urbano y la sede de Centro Educativo de la Asociación de Profesores de la ULA (CEAPULA).

La Román Eduardo Sandia fue inaugurada el ocho de diciembre de 1967 en el marco de la Feria de La Inmaculada. La corrida inaugural pautada para el día siguiente, nueve de diciembre, fue suspendida a causa de la fuerte lluvia que cayó sobre la ciudad ese día, por lo que al día siguiente, 10 de diciembre, se dan dos corridas de toros, una en la mañana y la otra en la tarde.

El cartel taurino de la corrida inaugural estuvo conformado por el hoy extinto lagunillero merideño venezolano César Faraco El Cóndor de Los Andes, los españoles Manuel Benítez El Cordobés y hoy también extinto, Francisco Rivera Paquirri, quienes lidiaron encierro de un toro de la  ganadería  de Don Félix Rodríguez y cinco de Achury Viejo de  Colombia. El  primer toro se llamó Merideño, No. 608, 432  kg.; el  primer capotazo lo dio Cesar Faraco; la primera suerte de varas la ejecutó el extinto Picador venezolano Rigoberto Bolívar; el primer par de banderillas las colocó el extinto Carlos Saldaña; la  primera oreja fue cortada al toro Campanero, No.  84, concedida  al extinto Francisco  Rivera Paquirri.

En sus 47 años de haber sido inaugurada, la Plaza de Toros Monumental Román Eduardo Sandia cuenta con un aforo para unos 16.460 aficionados, alberga en su seno, la sede de la Comisión Taurina Municipal del Libertador, de la Escuela Taurina Humberto Álvarez, del Museo y Biblioteca Taurina, del Salón Iván Coba Rey, del Programa de Equinoterapia Simón Bolívar, de las oficinas administrativas de la Junta Administradora del Complejo Recreacional de Mérida (COREMER) ente que la regenta, de la Empresa Taurina y de ella, han salido triunfadores seis toreros en igual edición de la Feria de La Inmaculada, 42 de la Feria del Sol, Carnaval Taurino de América, se han cercenado 662 orejas y 18 rabos, concedidos 27 indultos.

47 años de vida taurina tiene la Román Eduardo Sandia por la que han pasado matadores de toros de Venezuela, Colombia, México, España, Portugal, Francia, lidiados encierros de 73 ganaderías entre venezolanas, colombianas, mexicanas y españolas, que la dignifican como Bien de Interés Cultural y Acervo Histórico, Cultural, Ambiental de La Nación, Patrimonio Innato de nuestra Fiesta Brava.