Publicidad

Publicidad

4 de diciembre de 2014

No Se Puede Divagar Mas


 Por: Giovanni Cegarra

En los tiempos cruciales que vive la Fiesta Brava en Venezuela, no se está para caerse a mentiras, a habladurías, a discursos y reuniones figurativas, no se puede divagar más, porque señores taurinos venezolanos, lo repito de nuevo, llegamos al llegadero y ahora, es urgente, inmediato e imperante, la unidad nacional, para fortalecer la permanencia de La Fiesta de Los Toros en nuestro país.

Celebro cualquier iniciativa en defensa de nuestra Fiesta Brava pero más allá de ello, está el luchar por su permanencia y para ello, es necesario, sin distingos de clase y posición, el concurso de todos por igual.

En la unidad de lucha por la defensa y permanencia de nuestra Fiesta Brava, se tiene que involucrar a todos y cuando digo todos, me refiero no solo a los que viven y conviven del toro, sino a los empresarios y prestadores de servicios turísticos, a los hoteleros, posaderos, comerciantes, taxistas, servidores del transporte público, restaurantes, Alcaldías, Consejos Legislativos, Gobernaciones de Estado, Consejo Comunales, comunidad en general, porque una novillada, un festival, una corrida de toros, en una Feria Tradicional Patronal, da para todos.

Por ello, en este movimiento que se gesta en Venezuela por la defensa de lo taurino, no se puede seguir divagando, caminando solos en esta lucha, en la que se deben involucrar todos los sectores socio, económicos, productivos, turísticos, empresariales, universitarios, estudiantiles, eclesiásticos, comunitarios en general, de los Estados Venezolanos en los que se celebran las Ferias Taurinas, hacerles entender del porque, la permanencia de la Fiesta Brava.

Reuniones para hablar por hablar, por figurar, sin lineamientos definidos, no llevarán a nada, o corremos o nos encaramamos, nos unimos y trabajamos como debe ser, con propuestas y planteamientos firmes por la defensa y permanencia de la Fiesta Brava en Venezuela o nos preparamos a conformarnos, con ver las corridas de toros por la televisión o videos, si acaso las transmiten o venden. No exagero ni soy pájaro de mal aguero, es la realidad que está por delante, que ya no está a la vuelta de la esquina, sino que la tenemos de frente.    

La permanencia de la Fiesta Brava en Venezuela, depende de todos por igual, cierto es que se ha ganado, una que otra batalla, más no la guerra que han planteado los adversarios, camarón que se duerme se lo lleva la corriente, tan sencillo como que todos los días sale el sol y olé.