Publicidad

Publicidad

2 de enero de 2015

Jesús Enrique Colombo, la cara de la verdad


Por: Prensa Jesús Enrique Colombo

Jesús Enrique Colombo cerro su temporada 2014 con 2 novilladas en Colombia, el 25 de diciembre en la ciudad de Cali donde no se pudo mostrar todo el potencial de su triunfal campaña en España donde alcanzo a torear 12 festejos, y cortar 25 orejas y 6 rabos, no tuvo la suerte de contar con un novillo que le ayudara a mostrarse ante esa gran afición como lo hizo el año anterior, pero a pesar de pechar con el peor lote saco a relucir su casta y no le importo jugarse la vida cubriendo los 3 tercios ante sus dos novillos.

Prendido sin consecuencia en dos oportunidades, quería demostrar por qué ocupo ese puesto en esta novillada de apertura de la feria, y su debut con picadores, dejando para otra oportunidad de que se le vea con un novillo potable que se preste para desarrollar su repertorio que es muy completo y variado.

Una de cal y una de arena.

Tres días después, el 28 de diciembre estuvo en Tota, Cundinamarca, con dos novillos de “Las Ventas del Espíritu Santo” del maestro Cesar Rincón a los que les corto las 4 orejas para salir a hombros,  luego de disfrutar y reencontrarse y así pasar el trago amargo de Cali, así demostrando como es el mundo del toro, una de cal y otra de arena.

Ahora inicia el año 2015, año de muchas esperanzas, de la mano de la casa de Don Juan Ruiz Palomares, casa de mucho respeto y seriedad, que con mucha responsabilidad asumirá el reto de dar la cara y con mayor ilusión colocarse en cada tarde ganarse el abrir puertas para las venideras fechas en la temporada española, se inicia un nuevo ciclo en la carrera de este joven novillero venezolano llamado Jesús Enrique Colombo.