Publicidad

Publicidad

28 de enero de 2015

José Antonio Valencia hijo triunfa en la novillada de San Sebastián

Foto: O. Fernandez


Por: Víctor Ramírez “Vitico”


El novillero José Antonio Valencia hijo triunfo de forma rotunda en la novillada que abrió la feria internacional de San Sebastián en San Cristóbal y se quedó a un paso de abrir la puerta grande, en un festejo en el que el español Gonzalo Caballero, también paseó un apéndice.

Se presentaba la ganadería de El Palmar de la Sierra, que solo  lidio  tres novillos, por lo cual el encierro se parcheó con los hierros de La Consolación, El Prado y Rancho Grande. Muy desiguales de presencia y juego.

Juan Gómez “El Gato” estuvo voluntarioso con el primero de la noche, un salpicadito que metió bien la cara varias veces en los engaños de Gómez que le toreo  largo en varios momentos y en otros se embarulló. Conecto con el bondadoso público nocturno, pero la faena no paso a mayores. Al cuarto, le cuajo una excelente serie de muletazos con la mano derecha, en los que el novillo embistió largo y humillando, luego el torero le dejo ir a tablas, o el novillo se fue solo, la duda nos quedara siempre.

El español Gonzalo Caballero al ver al esmirriado primero de su lote se relajó en el saludo con el capote y empezó así su faena de muleta, toreando casi sin sacar los brazos, y en esto del toro no hay enemigo pequeño. El astado lo hizo sudar tinta, y el español se vio desbordado, sufriendo achuchones y volteretas. Si se lo dicen antes seguro ni se lo cree. Se resarció ante el quinto, un novillo más serio al que Caballero toreo correcto, con buenas maneras, destacando varios pases llenos de enjundia.

Grata impresión dejo José Antonio Valencia hijo, que banderilleo con exposición al tercero, clavando incluso un par de las cortas sentado en la silla, evocando a su tío Bernardo. Valencia demostró que tiene buenas maneras, sabe torear y comprende las embestidas, obviamente le falta oficio, pero este pequeño detalle lo suple con valor y ganas. Estuvo bien ante este tercero, que tomo los engaños con nobleza, destacando varias series de pases templados y de mano baja. El público pidió con fuerza la oreja que fue denegada. Ante el sexto, más terciado, volvió a estar a la altura el joven torero, que encendió al público de nuevo con un par de las cortas y cuajo una faena vibrante, emotiva, con muletazos realmente buenos y con la alegría de su dinastía. Tras media arriba corto una merecida oreja.

FICHA DE LA NOVILLADA

Plaza de toros de San Cristóbal

Martes 27 de enero de 2015.

Novillada de feria.

Un tercio largo de entrada en noche fresca.

Tres novillos de El Palmar de la Sierra (Primero, segundo y sexto), chicos y de juego desigual, destacando el primero y el noble sexto. Uno de Rancho Grande, en quinto lugar, noble. Uno de El Prado, en cuarto lugar que fue noble pero se acabó pronto. La Consolación en tercer lugar, encastado.

Juan Gómez “El Gato”, de blanco y oro: Palmas tras aviso y silencio.

Gonzalo Caballero, de azul marino y oro: Silencio y oreja.

José Antonio Valencia hijo, de gris perla y oro: Vuelta tras petición y oreja.