Publicidad

Publicidad

29 de enero de 2015

Triunfa Javier Castaño en la Primera de Feria en San Cristóbal

Foto: Nikolas Babin

Por: Víctor Ramírez “Vitico”


El matador de toros español Javier Castaño cortó la única oreja concedida en la primera corrida de la feria internacional de San Sebastián, en festejo donde destacó Gregorio Torres “Maravilla”, que cuajó una estupenda actuación en conjunto.

Abrió la tarde el rejoneador Francisco Javier Rodríguez que a pesar de estar lesionado rejoneó con temple, gusto y buenas maneras a un toro hondo y serio de la ganadería española de San Mateo. Rodríguez estuvo templado y sobrio, clavando en todo lo alto las banderillas, haciendo frente a un toro noble pero remiso. Cumplió con dignidad y decoro el joven rejoneador.

Juan Bautista cuajó una interesante labor a su primero, un toro anovillado al que toreó con temple y técnica. Bien colocado, con el engaño bien puesto, Bautista hizo un ejercicio de alturas y distancias, llevando en línea recta al astado, destacando varios muletazos con calidad por el pitón derecho. A pesar de que hubo petición de oreja, el público se desentendió  del asunto. Ante su segundo estuvo más espeso el diestro francés, que pego muchos pases a un toro que se movió sin clase y con sosería, pero esos muletazos fueron recibidos con palmitas de cortesía. No estuvo a gusto el torero.

Gran faena la que cuajó el español Javier Castaño a su primero, al que toreó largo y templado sobre todo con la mano izquierda, con la que consiguió naturales larguísimos, llenos de hondura. Por el lado derecho, Castaño sumo a su labor pases largos, bien diseñados, con gusto y sentimiento. Cerró su labor con dos completos y soberbios circulares de rodilla, que encendieron al público. Al buen toro, que embistió con clase y bravura, se le pidió el indulto. Tras estocada y descabello, Castaño paseo una merecida oreja. Busco por todos los medios redondear su actuación ante el sexto, al que busco las vueltas con voluntad y decisión. Alargo la faena e incluso sufrió un fuerte golpe tras un achuchon, pues el toro, con la cara alta y medio recorrido, le negó al español las llaves de la puerta grande.

Gran actuación de Gregorio Torres “Maravilla” que recibió con buenos lances rodilla en tierra al cuarto, lances que remato de forma vibrante con una larga cambiada en los medios. Banderilleo con facultades y entrega, cuajando tres soberbios pares de banderillas. El toro empezó con alegría a seguir la templada muleta de Maravilla, que le cuajo soberbios derechazos, entendiéndolo de manera perfecta, con una técnica muy buena, pero el toro empezó a tardear y la faena perdió algo de intensidad. Tras una estocada de efecto fulminante hubo leve petición de trofeo no concedido. Maravilla demostró que sabe torear, pero su segundo, un jabonero que echo el freno de mano casi desde que salió, le impidió conseguir el triunfo. El moreno diestro lo intento, busco alturas, terrenos y distancias, pero el astado con la cara alta y sin recorrido, no agradeció el esfuerzo. Otro día será.

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de San Cristóbal

Miércoles 28 de enero.

Primera corrida de feria.

Media entrada en tarde fresca.

Un toro español de San Mateo, para rejones, serio y cuajado, noble pero parado. Cuatro toros de Rancho Grande (segundo, cuarto, quinto y séptimo). Uno de La Consolación (tercero), “Tunante”, número 184, berrendo en negro, rabicano, premiado con la vuelta al ruedo. En sexto lugar un toro de El Prado. Bien presentados en conjunto, salvo el terciado primero de lidia ordinaria. Bravo y encastado el tercero, nobles cuarto y quinto, aunque sin mucho recorrido. El resto, complicados.

Pesos: 520 (rej), 440, 460, 445, 475, 445 y 446 kilos.

Rejoneador Francisco Javier Rodríguez: Silencio tras aviso.

Juan Bautista, de turquesa y oro: Silencio tras leve petición y silencio.

Javier Castaño, de fucsia y oro: Oreja tras aviso y silencio.

Gregorio Torres “Maravilla”, de celeste y oro: Palmas tras leve petición y palmas.


Buenos pares de banderillas de Gerson Guerrero, Salvador Moreno y Mauro David Pereira.