Publicidad

Publicidad

9 de febrero de 2015

Es momento de unión, la sombra de la prohibición amenaza la fiesta brava en Venezuela.


Por: Nikolas Babin


Una nueva arremetida en contra de la fiesta brava amenaza la continuidad de la tauromaquia en nuestro país, esta vez el nuevo defensor del pueblo Tarek Williams Saab ha publicado a través de su cuenta en la red social Twitter y ha declarado a través de diversos medios el inicio de un anteproyecto de ley que buscara prohibir las corridas de toros  en Venezuela.

En medio de una crisis en la que el país atraviesa uno de sus momentos más difíciles en cuanto a economía, inflación e inseguridad surge esta nueva nube negra que hace recordar aquel intento de hace varios años en los que buscaban eliminar además de las corridas, los toros coleados y las peleas de gallo.

Las reacciones por parte de los activistas animalistas han sido en gran escala, apoyando esta iniciativa que comanda el ahora defensor del pueblo quien fiel a la línea política está dando como un hecho la aprobación a futuro de esta nueva ley que dejaría sin fiesta brava a nuestro país.

Un grupo aunque aún pequeño de jóvenes taurinos y amantes de la fiesta (entre los que me incluyo) también hemos utilizado las redes sociales para manifestar nuestro desacuerdo hacia esta nueva arremetida la cual es una completa violación al derecho que tiene cada ciudadano del país de asistir a un espectáculo al que amamos y del cual cada vez aprendemos más, hemos debido lidiar con innumerables respuestas de los activistas antitaurinos la gran mayoría abiertamente del lado oficialista, fieles a sus falsos argumentos nos acusan de sádicos, torturadores, satánicos y una gran gama de insultos que demuestran el bajo nivel de conocimientos que tienen sobre la temática taurina.

Pero solo somos un pequeño grupo que hemos empezado con esta cruzada a través de Twitter cosa que no es suficiente ante la gran cantidad de contrarios que se manifiestan a favor del anteproyecto prohibicionista.

Ahora es el momento de unirnos, no solo en esta red social sino en todos los frentes, tanto digitales como físicos así como en los legales para buscar defender  la cultura taurina en nuestro país, es hora de dejar diferencias y buscar la unidad, gremios de toreros, gremios de subalternos, comisiones taurinas, ganaderos, empresarios, cuadrillas cómicas, peñas taurinas, fundaciones y círculos taurinos y aficionados en general, es hora de buscar la unidad y dejarse de viejas rencillas y rencores y luchar por un fin único que es la defensa de nuestra amada fiesta brava.
Este es el momento de que las personas que asistimos a una plaza de toros o a una feria también hagamos acto de presencia en las diversas actividades que se planifiquen y trazar estrategias para defendernos de esta nueva arremetida.

A la vuelta de la esquina está La Feria del Sol en Mérida, momento propicio para que se inicien este tipo de actividades con el fin de dar la cara ante el ataque antitaurino, el grueso de personas que hacen vida de alguna manera en el toro en nuestro país estará presente y eso debe aprovecharse y de una vez sin esperar más ni dejar que pase el tiempo programar y ejecutar las actividades y movimientos que sean necesarios, porque estoy seguro que apenas cuando nosotros nos enteramos ya los adversarios tienen ya su anteproyecto redactado y sus votos contados para buscar promover y aprobar esta ley y dejarnos sin corridas de toros en nuestro país.

Dejemos de lado todo problema y conflicto interno que exista, las diferencias deben ser olvidadas y las rencillas terminadas, es hora de la unión, una verdadera y fuerte unión por parte de nosotros para que nuestra defensa pueda ser efectiva, porque de no ser así en muy poco tiempo nos quedaremos sin la pasión que nos mueve a ir de ciudad en ciudad a disfrutar de lo que tanto nos gusta que son las corridas de toros y todas las actividades que se enmarcan en cada feria que vivimos.

Si no nos unimos entonces será el final, ya no habrán tardes de toros, ya no habrán tertulias, ya no habrán conferencias ni coloquios, ya no habrán reuniones posteriores a las corridas donde se compartan opiniones, se terminaran todas esas actividades que nos llenan y llevan a vivir con intensidad la fiesta brava y salvo los que tengan los medios y posibilidades de viajar nos tendremos que conformar con verlas en videos o retrasmisiones de televisión.

La lucha debe iniciar enseguida, rescatar el proyecto de ley taurina, pelear por los derechos de los toreros y novilleros, de los aficionados y trabajadores, de ganaderos y empresarios, de cronistas y periodistas, de areneros y monosabios, de mayorales y mozos de espadas, en fin es el momento y es ahora, no luego ni más tarde, desde ya debe emprenderse la campaña de defensa y luchar como un toro bravo lucha por su vida en el ruedo, con esa casta milenaria que nosotros bien conocemos y que debemos emular ante esta nueva amenaza.

Defendamos lo que amamos, luchemos por nuestra pasión y herencia, por nuestro derecho y libertad, luchemos por la fiesta brava, es ahora, este es el momento!