Publicidad

Publicidad

21 de febrero de 2015

Rotundo triunfo de “El Califa de Aragua” en la Feria del Sol 2015


Por: Prensa “El Califa de Aragua”



El matador de toros venezolano “El Califa de Aragua” ha obtenido un rotundo triunfo el pasado 16 de febrero y se catapulta como máxima figura del toreo nacional, fue declarado máximo triunfador de la recién finalizada Feria Internacional Del Sol 2015 de Mérida por ASOTAUME (asociación taurina de Mérida) premio entregado por el reconocido periodista español  Juan Ramón Romero quien dirige uno de los programas de radio más seguido de España Carrusel Taurino,  de igual manera ACOTAVE (Asociación De Cronistas Taurinos De Venezuela) entrego el trofeo triunfador de la Feria Del Sol 2015, entre otros premios también recibió el reconocimiento Antonio Bienvenida por el Circulo De Los Amigos De La Dinastía Bienvenida y el trofeo al mejor torero venezolano por la comisión taurina de Mérida.

Premio por su actuación el pasado lunes 16 de Febrero donde logro cortar 4 orejas dos de ellas simbólicas, tras indultar al toro “Albardo” de la ganadería de “Los Ramírez”, toro con mayor trapío y peso de la feria 520 kilos.

El torero de Maracay fue entrega total desde el principio, brindo su primer ejemplar al ciclista ídolo de Venezuela José Rujano, realizando una  faena llena de temple y clase mostrando su buen concepto del toreo dándole los tiempos y distancia para que el toro fuera a mas, faena de empaque y torería, de mano baja recibió una voltereta sin consecuencias,  tras una gran estocada se le concedieron las dos orejas, incluso se pidió el rabo, saco a José Rujano con la bandera tricolor dieron la vuelta al ruedo, entre el clamor del respetable público que abarroto la plaza.


Con su segundo  el toro de mayor trapío y peso de la feria de nombre  “Albardo” quien impuso respeto en el ruedo por su imponente presencia, El Califa fue entrega total, el toro recibió un leve puyazo optando por dejarlo entero, apostando por la emoción y verdad.  compartió tercio de banderillas con Leonardo Benítez, la faena la brindo al público empezando con toreros doblones, aguanto algunos parones para realizar una faena llena de emoción por la fiereza del toro, al natural llegaron los momentos más emotivos pasándose muy cerca los pitones del astado, entre el clamor popular de indulto, la máxima autoridad lo concedió, cuando se disponía a llevar al toro a los corrales recibió una fuerte paliza, salvándose de milagro,  se reincorporo entre gritos de TORERO¡TORERO¡ una locura la plaza en pie y dos orejas simbólicas, dando la vuelta al ruedo con el ganadero Ricardo Ramírez y su pequeña hija y de nuevo la bandera tricolor estuvo recorriendo el albero ante el verdadero sentimiento nacionalista de una fiesta brava arraigada en el corazón del pueblo venezolano.