Publicidad

Publicidad

26 de mayo de 2015

El alcalde de San Felipe y un “Foro” antitaurino con mucha soledad



Por: Eduardo Ravell

Quien lo podía creer, que el reciente viernes 22 de mayo, el alcalde de la ciudad de San Felipe: Alex Sánchez, se atrevió a organizar, de improvisado, un fulano “foro” en el auditórium del Liceo Libertador de la capital emeritense. Todo fue por mero capricho por quien de un solo plumazo dictó decreto de madrugonazo que dejó a San Felipe sin su tradicional feria de abolengo y solera que por tantos años se ha venido realizando con apoyo de la noble afición yaracuyana y del resto del país y de la mano del ganadero de reses de lidia Don Juan Campolargo. Sin respetar la ordenanza municipal, algo nada raro, dejó sin efecto un centenar de puestos de trabajo directos e indirectos donde los más afectados han sido las propias juntas comunales que a sabiendas de que la feria se beneficiaban a propósito del movimiento turístico que ejercía la macroeconomía yaracuyana entre hoteles, posadas, restaurantes, líneas de transporte aéreas y terrestres y la economía informal entre otros tantos entes tanto público como privados, etc.

Este señor alcalde se imaginó que Mérida era San Felipe a la hora de montar su show mediático de fin de semana serrano y para sorpresa de su improvisación, apenas si logró reunir a unos diez parroquianos los cuales se disfrazaron con franelas alusivas en contra de la FIESTA BRAVA. Penoso y vergonzoso digno de replay al querer fomentar y anarquizar desórdenes callejeros que fueron eco del caso omiso por parte de la sociedad civil, académica y estudiantil juvenil que por excelencia; siempre han sido y lo serán taurinos por naturaleza ante el único carnaval taurino de América.


Alex Sánchez hizo el ridículo y ahora mismo es el hazme reír de los merideños ante su acto folklórico de parroquianismo que seguramente lo llevó a utilizar fondos públicos para tratar de realizar una absurda actividad sin relación a su competencia legal y fuera de su jurisdicción.

Es por ello que la Fiscalía del Ministerio Publico debería de aperturarle una averiguación, la cual debería de ser impulsada y analizada a fondo por los taurinos de San Felipe. Según se pudo conocer este alcalde pretendería continuar con sus “foros“ antitaurinos por diferentes ciudades del país donde la fiesta brava se hace sentir como lo son San Cristóbal, Maracay, Valencia, Maracaibo, Tovar, y otras entidades donde se dan las tradicionales corridas de toros.

Lo que sí quedó bien claro es que por Mérida no volvería a repetir tan bochornoso acto en medio de la solemne soledad: Mérida le dio la espalda ante la mediocridad de persona no grata por cuanto MERIDA ES TIERRA DE TORO