Publicidad

Publicidad

4 de mayo de 2015

El silencio que mata…



Por: Víctor Ramírez “Vitico”

El silencio que mata es aquel que como las enfermedades asintomáticas que acaban a la víctima sin que se dé cuenta. Así está el toreo en Venezuela. Pocos se preocupan realmente por la delicada situación de la fiesta, unos porque ya hicieron su vida taurina, otros porque creen inocentemente que aquí como diría un castizo, “no pasa na”…

Los pírricos datos de lo que va de temporada nos dicen que se han celebrado en el país apenas 16 corridas de toros y 3 novilladas, la mayoría en las ferias de San Cristóbal, Mérida, Maracay y la corrida de Valencia. ¿Y la provincia? Pues sólo Valle de la Pascua y Achaguas han dado festejos. Esta es la triste realidad, sumando la  suspensión de la tradición taurina en San Felipe.

Viendo cómo va la campaña, no hay festejos anunciados por lo menos en los próximos meses, sólo esperamos las ferias de agosto y septiembre en la zona andina pero en el resto del país, desierto y apatía. Los esfuerzos de algunos profesionales y aficionados, no son acompañados como se debiera. Lo dicho antes, el silencio que mata…