Publicidad

Publicidad

15 de junio de 2015

Importante actuación de José Antonio Salas en Chiguará



Por: Rubén Darío Villafraz

Importante tarde de toros la que tuvo lugar este sábado, en el marco del primer festejo de las festividades en honor a San Antonio de Padua, donde los momentos de mayor interés corrieron a cargo del novillero emeritense José Antonio Salas.

Seria Salas intérprete de los momentos de mayor transcendencia artística, haciendo gala de un torero reposado, a media altura, templando milimétricamente la floja embestida del astado que despacho, despenándolo de certero espadazo, para hacerse con el par de trofeos auriculares y posterior salida en hombros.

Lo demás del festejo vendría condicionado por la escasa presencia y complicado juego de las reses lidiadas de la ganadería Bellavista. Abrió plaza el matador Manolo López, quien ligero de pies, no se acopló a la correosa embestida del astado, requiriendo de varios viajes con el verduguillo para  ser silenciado.

Daniel Vergara “Chiguarita” correría a cargo con una vaquilla de escaso recorrido y nula condición de humillar. Se desgrano el mencionado novillero en el toreo a la galería, haciendo gala de enorme voluntad y deseos de agradar y poco más. Cerró función una vaca toreada, vieja y esmirriada, para el banderillero Mauro David Pereira, quien volvía a tomar muleta y espada, librando con veteranía las aviesas intenciones de tal “regalito” que le enviaron Don Luis Ortiz y su hija Paola Ortiz.

@rubenvillafraz