Publicidad

Publicidad

27 de junio de 2015

La amenaza sigue latente…



Por: Víctor Ramírez “Vitico”

Las aguas se calman por unos días y se cae en la modorra y la confianza excesiva, error común en los taurinos del mundo, pues este vicio es como una patente en todos los países que tienen a la tauromaquia como una de sus tradiciones.

En  la prensa local del estado Mérida del día viernes 26 de junio, aparecen unas declaraciones del Defensor del Pueblo donde expresa que su equipo técnico sigue trabajando en la redacción de la ley antitaurina. Seguro más de un inocente pensó que la cosa se quedaba en meras intenciones o declaraciones como un brindis al sol. Pues no, va en serio, en silencio pero con paso firme.

Dice el viejo y sabio refrán que “en guerra avisada, no muere soldado”, pues el mensaje del defensor se tiene en puertas, queda de parte de los taurinos, profesionales y aficionados trabajar por una causa común, unidos y fortalecidos, para que no suene el tercer aviso…