Publicidad

Publicidad

6 de julio de 2015

Erick Cortés: “Si el pueblo llena la plaza, el gobierno debe apoyar ese acontecimiento”



Por: Marcos Sanchidrián / José Miguel Arruego 

“En la lucha  tienes que marcarte metas y la de Caracas es fundamental”

“Si el pueblo llena la plaza, se debe apoyar ese acontecimiento”

 “Maracay conseguirá que el toreo se acerque a Caracas”

La vida taurina en Venezuela se reactiva. Vuelve por la lucha del toreo como sector para darle una transfusión urgente después del grave desangro a la que estaba sometida en esta última etapa. Los cuatro empresarios más importantes del país se reunieron hace unas semanas en la ganadería de Victoriano del Río a modo de confraternización y conjura de cara a una gran unión del toreo para recuperar lo que poco a poco se fue escapando. Maracay y Valencia, del matador de toros Erick Cortés, Mérida, comandada por Ramguertauro con Juan José  Guerrero como representante y San Cristóbal, de Alex Pereira.

Los cuatro cosos y empresas más fuerte de Venezuela reunidas en un tentadero en la sierra madrileña, en la que Erick Cortés se alzó como brazo armado de una ‘revolución’ pacífica pero que no tiene vuelta atrás: “Ya son 15 años sin toros en Caracas. Es un punto que perjudica todo el sistema. Este año el éxito de Maracay fue que atrajo a gente de Caracas, gente con influencia y despertó el interés por los toros en la capital. Por supuesto que el camino es largo, pero comenzamos a andar. Hay conversaciones, hay unión del sector… es un punto de referencia que supondría el colofón de esta lucha que tenemos en este momento”.

“Agradecer a don Victoriano del Río -afirma el matador de toros y empresario- porque ha hecho algo extraordinariamente importante. En un mismo espacio ha juntado a empresarios venezolanos que tenemos en común ciertas cosas. Ese tentadero con matadores y novilleros venezolanos, compartimos un día de campo extraordinario en el que pudimos conversar, comentar lo que cada uno estaba haciendo con su respectiva feria, pero con un fundamento especial: la conciencia de que tenemos que trabajar juntos”.

CARACAS, LA PUNTA DE UN GRAN ICEBERG

“La lucha’ es la palabra que articula el discurso de Cortés para devolver la grandeza que perdió el toreo en Venezuela. ‘En la lucha  tienes que marcarte metas y la de Caracas es fundamental’. ¿Una meta Lejana? ‘Eso depende mucho de las circunstancias que podamos lograr. Una de las luchas de la Plataforma Taurina Venezolana tiene que ser la vuelta de los toros al Nuevo Circo”.

La vuelta de los toros a Caracas tan solo es la punta del iceberg o ‘el final de la lucha’ como lo denomina Erick Cortés. “Las reuniones del sector deben ser en primer lugar para desmontar prácticas antiguas que contradicen al buen desempeño de la fiesta. Si nosotros mostramos una fiesta verdaderamente auténtica y digna en el ruedo, podremos defenderla mejor fuera. En primer lugar, queremos que el espectáculo que ofrecemos esté a la altura de las circunstancias que la sociedad nos exige”.

Cortés desgrana alguna de la problemática del toreo allí: “Otros temas que están en el candelero es que Venezuela es el único país en el  que los matadores nacionales no contamos con una cuadrilla para actuar. El picador y el banderillero lo pone entre la empresa y el  presidente del respectivo gremio. Es increíble como matadores profesionales no hayamos conseguido superar eso. Parece una tontería pero desde el punto de vista profesional es algo vital”.

LA REVOLUCIÓN: MATADOR DE TOROS Y EMPRESARIO DE ÉXITO

El caso de Erick Cortés es curioso: matador de toros con 22 años de alternativa que ha sabido compaginar con el de empresario de éxito. En apenas unos años ha conseguido remontar la temporada de Maracay y, desde este mismo momento, también gestionará la importante feria de Valencia bajo las siglas de AGROCASTA. Pero lo tiene claro, torero comprometido con el futuro del toreo en su país. “Tengo más de 22  años de alternativa y, afortunadamente, han sido constantes. Llevo más de 300 corridas toreadas, todavía tengo mis objetivos profesionales por los que entreno a diario. El grueso de mi temporada decidí hacerlo en Venezuela cuando las temporadas eran de 25 o 30 corridas. Ahora el número 1 del escalafón no llega a ocho. Hoy prácticamente no existe la temporada, por eso esta unidad del sector va a buscar mecanismos para, de menos a más, recuperar espacios para el toreo”.

El caso de Maracay es un caso que podrían considerar en las escuelas de negocio como ‘de éxito’. De estar casi abocada al deshaucio a conseguir lleno por tarde. “Estoy muy ilusionado con Maracay. Es una plaza con mucha solera y he tenido el apoyo de toreros para hacerla resurgir. Me ha costado cuatro años superar los problemas que tenía la plaza, pero este año con la presencia de Padilla, Fandi, Ferrera y Abellán hicimos una feria histórica, no solo por lo que pasó en el ruedo sino por el impacto social e informativo que tuvo”.

Ese impacto fue el verdadero éxito de la gestión de Erick Cortés. “La feria puso de acuerdo a los medios, a los políticos, a los aficionados… algo muy difícil. El mérito del equipo de mi empresa, AGROCASTA, ha permitido que el toreo en la zona central del país vuelva a tener presencia. El año que viene espero tener una corrida más -de dos a tres- y aumentar paulatinamente una corrida más por año para hacer de Maracay una feria apetecible para todo el toreo. Estoy convencido que Maracay conseguirá que el toreo se acerque a Caracas”.

En definitiva, volver a que el pueblo se sienta identificado con la tauromaquia. Ese será el mejor patrimonio inmaterial y, por consiguiente, intocable para cualquier gobierno: “Debemos defender al toreo con hechos, que impacte a nivel social y obligar a que la sociedad toque el tema. Cuando se ven los llenos, no se puede decir que no tiene apoyo popular. Cuando un gobierno dice que apoya a lo popular, a las masas, lo que quiere el pueblo… si el pueblo llena la plaza, se debe apoyar ese acontecimiento”.