Publicidad

Publicidad

16 de agosto de 2015

Trio de Divisas que se Engalanan en sus Dehesas por Lograr, Los Laureles del Triunfo en el Coliseo Hugo Domingo Molina.



Por: Juan Mariano Monasterios Bernal.
 
Los anhelos ganaderos se multiplican a montón en las dehesas tachirenses y yaracuyanas, por consumar en las embestidas de sus escogidos ejemplares, al engalanarse con las dignas divisas que les rebozan sus corazones taurinos, enviando erales y toros de rigurosa selección para  los laureles del triunfo, desde las montañas andinas se apartaron para encajonar tres hermosos toros de la divisa roja, azul y blanca de Rancho Grande del Lic.- Hugo Domingo Molina para enaltecer en los aires taribenses el allanado prestigio de los rancheros; serán encajonados el herrado a fuego con el numero 11, de capa negro entrepelado, ligeramente meano, el herrado a fuego con el numero 56, de capa negro zaino, ligeramente listón y el herrado a fuego con el numero 168, de capa jabonero sucio, los tres toros que dignificaran la ganadería tachirense arrojaron en la bascula de La Porquera un promedio de 435 kilos de merecida presencia acorde a la categoría del coso de la perla del Torbes, los nombres de los toros molineros serán bautizados en el coliseo a la hora del sorteo para servir de homenaje a sus padrinos de seguro de raíces taribenses ¡Garantías de absoluta presentación en todo el contexto del Toro Bravo de Lidia!

La divisa Roja y verde de los verdes campos yaracuyanos del hierro de Don Juan Campolargo, serán representados en este concurso de ganaderías venezolanas por el toro de nombre “ Lucero” de 400 kilos de peso, de capa chorreado en verdugo y lucero, bien armado, herrado a fuego con el numero 6. El segundo toro yaracuyano es el herrado  a fuego con el numero 12, de nombre “Arriero” que marco en la romana campolarguense 420 kilos de peso, bien armado, colorado de capa, ambos con seriedad en sus pitones y cara, que hacen soberana justicia a las exigencias de la categoría de la plaza, que reza en el  reglamento, los dos toros son hijos de toros indultados como el herrado a fuego con el numero 842 y el afamado “Carmelo” del encaste Parladé, de la línea de Juan Pedro Domecq ¡La orgullosa divisa del ganadero luso venezolano Don Juan Campolargo, encajona dos apetencias al triunfo absoluto en la casa de Don Hugo Domingo Molina!

Para la exquisita guinda de tan deliciosa repostería ganadera del toro bravo de lidia, se encajonan en las montañas tachirenses dos erales de excelente presencia para los aventajados alumnos de la Fundación Escuela Taurina de San Cristóbal Cesar Faraco, como lo son orgullosamente Curro González que tendrá la dicha de lidiar al eral, de nombre “Capachero” de 280 kilos de peso, de capa castaño, el segundo eral que le tocara en suerte a Gago será el de capa negro zaino, bautizado con el  nombre “Chochito” en honor del hijo del ganadero Miguel Rosales, que arrojo en la balanza de la dehesa 200 kilos de peso, este par de hermosos erales bravos de lidia representaran  a la divisa  del Palmar de La Sierra, echada la suerte ganadera solo se espera con suma ansiedad sus llegada al Coliseo Hugo Domingo Molina de la perla del Torbes para que sean aprobados reglamentariamente y, proceder desde los cajones al sorteo de los toros del mano a mano de los matadores, dicha acción se hará dentro de las letras que rezan en el reglamento, todo se efectuara resguardando la integridad de los ejemplares y en absoluto respeto por los retratados en taquilla, todo acontecerá de esta manera al estar en malas condiciones, tantos los corrales como los chiqueros del coso taribense ¡Que Dios Padre Todo Poderoso reparta suerte, a las Tres Dignas Divisas del toro bravo de lidia!


¡Trió de Divisas ya Engalanadas en sus Dehesas parten,
Rumbo a la Conquista de Los Laureles del Triunfo en
El Coliseo Hugo Domingo Molina.
Para Consumar la Puerta Grande del Triunfo Absoluto en
La Perla del Torbes,
Todo es Bravura Cundida de Pureza y Verdad
Dignificante de sus Orgullosas Divisas, por hacer Honores en
La Real Defensa del Arte en Honor del Toro Bravo de Lidia!