Publicidad

Publicidad

7 de septiembre de 2015

Descastada corrida de La Cruz de Hierro y gran entrada en el Coliseo de Tovar


Foto: Jorge Cepeda
Por: Víctor Ramírez “Vitico”
 
Tarde de detalles y deseos
La corrida de los toreros tovareños que abrió la feria de Tovar no fue triunfal, pero hubo momentos de interés y  riesgo, destacando además la excelente entrada que registró el coso. La corrida de La Cruz de Hierro, correctamente presentada, no dio el juego deseado. La mayoría de los toros, parados, tardos y acobardados. Solo se movieron con mayor emoción los corridos en segundo y quinto lugar, aunque éste último se rajó pronto.

Rafael Orellana cumplió con oficio y voluntad ante un lote poco o nada propicio. Su primero, complicado y con peligro, volteó de forma muy peligrosa al banderillero Gerson Guerrero, al que encerró en tablas y le dio una autentica paliza afortunadamente sin graves consecuencias. Orellana, que comenzó bien la faena, con templados muletazos, se vio obligado a abreviar, antes las cortas y avisadas arrancadas del toro. Mal a espadas. Al cuarto le toreó bien con el capote y banderilleó con ganas, acompañado de su banderillero Piedrita. Abrió el trasteo de rodillas, de forma emocionante y vibrante, destacando algunos derechazos largos. El toro se paró en seco y el torero, entregado, no pudo pasar de los esbozos.

Los mejores muletazos de la tarde llevaron la firma de un entonado Curro Ramírez. Larga cambiada de rodillas para saludar a su primero, al que cuajó estupendos muletazos con la mano derecha, lentos y largos, componiendo bien la figura. Por el pitón izquierdo, el toro dijo que no y la faena se vino algo a menos. Pero el torero elevó la emotividad con ajustadas lasernistas, pero se apresuró al entrar a matar, y al arrancarse el toro, clavó al encuentro una estocada defectuosa, que se llevó luego de algunos pinchazos una posible oreja.  Al quinto le recibió con buenos lances rodilla en tierra.  Compartió banderillas con Mauro David Pereira que clavó el par de la tarde. Ramírez volvió a desgranar estupendos pases con la mano derecha, llenos de temple y buen gusto, pero el toro, se rajó muy pronto. Una fortísima voltereta después de la estocada no amedrentó al valeroso diestro.

Nula suerte de Tomas Martínez, que se llevó un primer toro que al parecer tenía problemas en la vista. Lo recibió a portagayola y tuvo que arrojarse al ruedo para no ser arrollado en un arriesgado lance dando la espalda a toriles. Con la muleta, salvo ponerse delante, nada pudo hacer el moreno diestro. Ante el noblón y soso sexto, Tomas Martínez estuvo entregado y valiente, consiguió buenos muletazos por ambos lados y ejecutó una buena estocada. La mucha voluntad del matador se premió con la vuelta al ruedo.

Ficha de la corrida
Plaza de toros de Tovar
Domingo 6 de septiembre.
Corrida de los toreros tovareños.
Más de tres cuartos de entrada en tarde soleada y ventosa.
Toros de La Cruz de Hierro, correctamente presentados, alguno terciado. Parados y tardos  Complicado el primero, sosos y rajados el resto. El segundo siguió los engaños con nobleza.
Pesos: 453, 436, 435, 425, 430 y 435 kilos.
Rafael Orellana, de turquesa y plata: Silencio y palmas.
Curro Ramírez, de rosa y oro: Palmas tras aviso y silencio tras dos avisos.
Tomas Martínez, de azul marino y pasamanería blanca: Silencio y vuelta tras aviso.
Destacaron en banderillas Mauro David Pereira, que saludó en el tercio, Enzo Antequera y Carlos Pizutto.
Agradecimiento especial a los aficionados Mario Valero y Silvio Peña.