Publicidad

Publicidad

17 de septiembre de 2015

El mensaje de Orellana, no paso de ahí



Por: Giovanni Cegarra    

El matador de toros tovareño merideño venezolano Rafael Ramírez en la corrida del cierre ferial Virgen de Regla 2015, el domingo 13, en el Coliseo El Llano de Tovar, Estado Mérida, región andina de Venezuela, al iniciar la lidia de su primero, abre su capote portando el mensaje LOS NIÑOS TIENEN DERECHO A IR A LOS TOROS y la ovación de la afición no se hizo esperar, dignificando la defensa, permanencia, fortaleza de nuestra Fiesta Brava, lamentablemente, no pasó de ahí. 

Lo de Orellana era para destacarlo hasta más no poder, sacarle punta en todo el sentido de la palabra, apenas uno que otro lo hicimos, los demás, en la euforia del momento y no pasó de ahí.

Ese mensaje, creí tendría más resonancia, destacada presencia en los medios taurinos venezolanos y al revisar la mayoría de los portales, blogs. páginas web taurinas, quedé triste y aburrido, nadie, salvo dos o tres, le dio el valor e importancia que le díó el matador de toros Rafael Orellana.

Bien es cierto, que en el momento, quienes transmitían por radio, la corrida del domingo 13 en Tovar, eufóricos lo dijeron pero, borrado quedó, al otro día como si nada, no pasó de ahí.

El Indefensor del Pueblo en Venezuela, viene socavando como maligno parásito a nuestra Fiesta Brava, carcomiéndola poco a poco y lamentable, los involucrados en el mundo del toro venezolano, como si nada, lo de Orellana fue del momento, no pasó de ahí, cruel verdad y realidad, duele escribirlo, decirlo, con la esperanza de que despierten los taurinos o morirán en el intento y para luego es tarde.