Publicidad

Publicidad

5 de octubre de 2015

Oreja y Ovación para Jesús Enrique Colombo en Úbeda (España)


Foto: La Loma
Por: Ignacio Rubio

Una novillada con picadores cerraba el ciclo jiennense de Úbeda esta tarde en la que hacían el paseíllo Gerardo Rivera, Jesús Enrique Colombo y Daniel García, este último en su debut con caballos. El hierro a lidiar pertenecía a Alcurrucén.

Cerrado Rivera salió el mexicano a comerse el mundo a porta gayola y larga en el tercio para torear a gusto a la verónica en el primero. Dejó un quite por chicuelinas y una excelente puesta en el caballo. Tras brindis al público y comienzo por bajo, resultó volteado de fea manera de la que se recuperó pronto, volviendo a la cara del toro. Hubo gusto y también toreo acelerado. Dejó una estocada delantera y contraria que necesitó golpe de verduguillo, siendo avisado. Se pidió la oreja que el usía no concedió, dando vuelta al ruedo. Rivera pasó un calvario con el regalito en suerte en cuarto lugar. Quedó inédito con el capote y muy deslucido en banderillas, invitando a Colombo en la suerte. Tras pésima lidia, el mexicano no se acopló en ningún momento, quedando siempre a merced del rajado de El Cortijillo, que se fue a chiqueros. Rivera anduvo a la deriva y, además, mal con la espada, escuchando aviso y silencio.

Colombo, espectacular de salida, dejó buen toreo a la verónica meciendo las muñecas y ganando terreno. Quitó por mezcla de tafalleras y gaoneras y con farol muy vistoso. En banderillas cumplió tras fallar en el primer trámite. Su faena de comienzo estuvo llena de gusto y temple por bajo y un cambio de mano y trinchera que levantó la plaza. Tras serie en redondo y muy ligada resultó prendido. Las manoletinas ajustadas y la gran estocada hicieron que paseara la primera oreja de la tarde. Colombo sucumbió ante un destacado de Alcurrucén que hizo quinto, con el que quiso sacar agua de un pozo sin líquido. Hubo cantidad y nula calidad cuando enlazó enganchones con muletazos buenos aislados. Se excedió en tiempo para matar cuando el público pedía brevedad. Oyó un aviso y una ovación tras buena estocada.

Daniel García tuvo un debut feliz. Brindó ese novillo a su peña y toreó con trazo largo y mucho temple. Dejó buenas series a zurdas tremendas de ligazón y enjundia, sumadas a dos en redondo superiores. Le dio los tiempos justos y dejó una dimensión artística llena de esperanza en estos tiempos. Fue su final explosivo, antes de una la estocada contraria y el fallo del puntillero, que le obligó a fallar el triunfo con el descabello. Cortó oreja.  Daniel García le arrancó literalmente la oreja al sexto negro de Alcurrucén. El valor tras fuerte cogida y repuesto fue clave para luchar lo indecible para tocar pelo y salir en volandas. La estocada valió la oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Úbeda, Jaén. Segunda de Feria. Novillada con picadores.
Seis novillos de Alcurrucén.
Gerardo Rivera, vuelta y silencio.
Jesús Enrique Colombo, oreja y ovación.
Daniel García, oreja y oreja.