Publicidad

Publicidad

2 de noviembre de 2015

¡Sin competencia no hay mano a mano posible!




Por: César Dao Colina

Cuando se anuncia un mano a mano, el cartel no es un plato donde se come y degusta la comodidad del buen yantar.

Si se habla y se anuncia un bis a bis, un cara a cara, un tú y yo solos ante seis novillos-toros, que debe ser la materia prima supra esencial para la novillada del año en la Plaza de Toros Monumental de Valencia y para todo el país y no con becerretes desmochados; (eso, por delante y de momento, así se moleste el celestinaje andante dueño de lavados y bateas), la cosa pasa a mayores porque lo único que debe arrebatar emociones desde las localidades, luego del mítico paseíllo, es LA RIVALIDAD torera.

                                              Sin Competencia no hay tiro con pólvora

El Domingo (29) del mes cabalgante, desde las tres de la tarde, todo debe ser amalgamado en el encuentro contextuado en la Rivalidad, en el que   yo no me dejo por ti , donde la Réplica de los quites sea explosión de óles- ó - desde los tendidos hasta llegar a los mismos rastrillos de los areneros quienes se entusiasman, quizás, más que nosotros& ese eso , que devuelva y revuelva esa extraño estado emocional que es el paroxismo del tendido, que avala y ratifica con su firma, mil rúbricas dentro de mil distintas manifestaciones. Lo demás, sobra, sobrará si se acude a la plaza a cumplir con un mandado; así lo reflexiona el espacio Notitardiano de cada lunes.

Si no es así, sería recomendable, que, el Sobresaliente de Espadas, mate dos por igual y todo se convierta en una terna, en una tercia y ya, se acaba lo esperado y los trámites mostrarán la cara de siempre en los capotes y muletas de siempre; no nada más.

                                  ¿Entre Vanegas y Colombo podría nacer un nuevo tiempo?

¡VAMOS, que sabemos que MANOLO VANEGAS Y JESÚS ENRIQUE COLOMBO, saben y conocen cómo es la fórmula de los nuevos tiempos!...llegarán a no dejar espacios vacíos ni matices cansinos, porque, en ellos, reposa el comienzo de la esperanza de una nueva cabalgata para la torería nacional, donde empresarios, ganaderos y toreros mismos, sepan y se convenzan que si no existe Creación, Imaginación y las Rivalidades, todo se traspasa por el alambique del tozudo aburrimiento con el vacío en los graderíos.

Vanegas y Colombo, conocen el Toro Serio pasado por novillo, vale decir, al revés, torean, bajo el concepto americano que el novillo de allá es el toro que se lidia aquí ¡así se revuelquen aquellos quienes mencionan bateas pero prestadas para defender al novillejo inmundo que solamente lava el celestinaje de ese "Sobre que nunca sobra" firmado por sus pícaros patrones para que las mentadas figuras se lleven los verdes entre la burla en la misma baticola excremental de los cabecillas del fraude en contra del aficionado y ya!...si no es así, repetimos, admiren a Vanegas, en la foto cortesía de hoy, tragando paquete en Madrid; esa es la única verdad: Torero y Toro.

Que haya mucha suerte ante los novillos de las vacadas de Campolargo y Laguna Blanca del mí ya legendario UCLI MANUCLI.

                                                   Cojines con algunas Flores

Ya deben reposar en la CTM-Pro-Tempore la mayoría de los requisitos exigidos por la Ordenanza Taurina para la celebración de la novillada del (29) en la plaza de El Palotal.

 -¿Sabía usted que en (1859), en la Plaza de Madrid, un torero llamado JUAN PABLO HERRÁIZ, banderilleó al Quiebro con las zapatillas metidas en un sombrero de copa?

Hace un año que se marchó José María Manzanares; una figura que dejó burilada buena parte del toreo exquisito, único, no adocenado. Un hombre que hizo del espíritu artístico buena porción de la basa del Toreo Moderno; siempre discutido pero jamás ignorado, que es lo esencial de la vida, porque, qué tristeza da cuando a usted se le olvida lo que le vio a un torero al salir de la plaza; eso, es terrible y patético.

Para el Cronista, existió uno de los triángulos más sólidos de la historia de la Tauromaquia:-Antonio Chenel Albadalejo Antoñete, Curro Vásquez Ruano y José María Dolls Abellán-José Mari Manzanares -quienes fueron hojas danzando en las luces del toreo macizo e impresionista de un otoño bostoniano y no español; sí, en Boston, donde Paco de Lucía se hizo con el grado de Doctor en su Conservatorio.

La ceguera y el Respeto hacia los hombres se comprueban cuando están de frente, el uno y el otro; no de otra manera. Nos veremos, luego en Valencia el domingo (29).* Que haya Suerte Buena y Salud...