Publicidad

Publicidad

13 de diciembre de 2015

Carta a mi amigo en el cielo


Por: Kike Rosales
Para: Cesar Faraco

Querido maestro, hace mucho tiempo que dejamos atrás este maravilloso ejercicio de escribirnos cartas los amigos, ahora con esto de la inmediatez del mensaje, por los wasap, twitter y etc. dejamos algunas cosas en el olvido, ya casi  no hacemos una divina sobre mesa una buena charla y  tampoco nos escribirnos.

Demás está decirle que esto no es un estilo literario creado por mi, no tengo tal capacidad, no es más que el deseo de contarle a un amigo muchas cosas,empezemos por casa: Manolo sigue siendo el presidente de la escuela taurina, soportando “dimes y diretes” se mantiene allí, ahora tiene a Martin (el otro Ordoñez) haciendo los coloquios de los Jueves, pasa las de Caín pero los realiza, Cheo Cañizales no rebaja, al Dr. Ricardo Benevenutto poco le veo y  el Dr. Víctor Hugo Mora Contreras “se nos puso malito” pero se recuperó rápidamente, tan lucido y humorista como siempre.

El matador Ramón Álvarez “El Porteño” está al frente de la escuela, lo hace con una entrega única, tiene una pasión desbordada y una afición que de verdad es destacable, además que enseña de verdad; es un gusto verlo trabajar o sea, quédese tranquilo.

Hace rato no se de Rafael Escalona, la lucha de la plataforma taurina parece que se detuvo, eso nos pone en posición casi de indefensos, esto es gremial lo menos que se nos ocurre es pensar que debemos tener la organización de algo parecido a un gremio; Pero eso tampoco ocurre.

Además preocupa mucho que La gente no está yendo a la plaza, eso además de preocupar nos duele, en Maracaibo presentaron carteles de ferias de primera y no asistieron, eso decepciona a quien se mete las manos al bolsillo.

El matador Erick Cortez hizo un mano a mano en Valencia entre Manolito Vanegas y Jesús Enrique, poca gente pero algo nos quedó a los que fuimos maestro, se dieron con todo, de verdad que dio gusto, sabría que a Ud. le hubiese encantando, estuvieron como figuras, en torero y con raza todo el tiempo, lástima que los dos últimos novillos de don Juan Campo largo fueron feos, diría uno que no estaban para un acto de ese tipo; pero está apareciendo una frase “es que no hay toros” lo cual dolorosamente es verdad.

Viene la feria de San Sebastián y otra vez el Manzanares no viene, (que cosas con ese muchacho) es la segunda vez que embarca a la empresa y a la afición parece que la venida no le cuadra aunque han dicho que es por una operación y que tardaría en curarse.

Están en los carteles Fabio Castañeda y “Maravilla” alumnos suyos, ambos han estado por Perú y Ecuador, la verdad que a veces suena eso de “que tengan que torear de todo”; como si los quisieran menospreciar, Fabio ha triunfado en ferias importantes pero si “maravilla” no lo hace así aquí se muere de hambre, todavía se torea muy poco en el país y aparte de ganar dinero allá está en la cara del toro, le cuento que “ El Pino” no fue contratado, llegó de España hace poco, toreo en Táriba y Valencia cortando orejas pero no lo llamaron, queda un consuelo, que su esposa María T está embarazada.

La cosa está dura aqui,ud sabe y si no lo sabia yo se lo cuento basándome en su prudencia, demás está decirle que no salga de nosotros es de verdad de alta confiabilidad este dato  es casi como un “secreto de confesión”; se depende mucho del gobernador del Táchira para poder gestionar lo de los dólares, y la cosa en ese dinero no anda muy bien que digamos y la empresa espera que eso aparezca, además al gobierno le dio por cerrar la frontera con Colombia y hay que traer toros y esperar que vengan “de allá” aficionados, pero ese cierre nos deja en ascuas con la esperanza que se arregle eso rápido.

Son muchas cosas las que nos pasan, eso si no nos rendimos y seguiremos luchando por esto que tanto nos gusta, lo único que no sabemos es si ganaremos o perdernos pero lo seguiremos haciendo.

Una más y disculpe debo informarle algo al “Vitico” todavía no le conozco un brindis eso sí, sigue trasmitiendo conmigo siendo cada día mejor, pero lo de los gestos de brindis siguen en deuda.

Maestro, no sabe la falta que tenia de hacerle estas líneas, sé que por donde Ud. anda nos sigue ayudando pero quería contarle así por encima que las corridas están peligrando, además la barbaridad esa de no dejar que los niños entren al ruedo es una crueldad inolvidable a la cual poco hemos podido enfrentar.

Ahora si me despido, o mejor hasta luego amigo mío, igual no se preocupe seguiremos en esta lucha que Ud. también de una forma u otra nos enseñó, saludos de Rita con todo cariño y de este su amigo.
Kike.