Publicidad

Publicidad

21 de diciembre de 2015

“El Califa de Aragua” y sus “Retratos de Múltiples Visiones” una Gloria Atesorada

Artículo publicado en el diario “Ciudad de Maracay” el pasado jueves 10 de diciembre
Por: Cesar León

Maracay posee entre sus habitantes una gran cantidad de seguidores de la fiesta brava.  Las corridas de toros dejan marca de una tradición prácticamente ancestral y prueba de ellos es nuestra magnifica Plaza de Toros: La Maestranza “Cesar Girón” de Maracay y dentro de sus espacios el museo de Arte Taurino, en la mezquita oeste del mencionado monumento.  Es allí donde se lleva a cabo la exposición titulada Retratos de Múltiples Visiones, fotografías en la que la espigada figura de Ramis Hassan Rodríguez “El Califa de Aragua” puede apreciarse, además de otras imágenes qué le dan forma al patrimonio grafico de dicho torero.  Esta muestra con carácter itinerante, es producida, coordina y curada por La fundación Fotógrafos D76, bajo la dirección de la fotógrafa aragüeña Leonor Básalo, acompañada de Pedro Rodríguez, integrante del colectivo.

Las corridas de toros, para muchos, son una oportunidad para disfrutar de un evento que posee una estética que en ningún momento se separa de lo ritualistico, de lo litúrgico.  Desde el despeje de plaza, la atención se detiene en el colorido y el brillo del traje de luz del torero, que es vestido en media de una suerte de performance en el que el cuerpo asume desde lo físico y lo emocional una pauta  conductual reflejada en los movimientos que danza y estrategia.  Las imágenes mostradas dan cuenta de detalles que desde el cuerpo del torero revisten de magia rara, de misticismo bordado con fuerza y pericia, de manos que de abrazan, como si en ese abrazo, de manera soterrada, se escondiera una triste despedida.  Es un cuerpo que se apoya en un muro como quien pide que la vida no se detenga, mientras la mirada se siembra ante la ardiente respiración del toro de lidia.  Las imágenes cuentan de un enfrentamiento entre naturalezas en donde ser hombre o ser animal pasa a segundo plano para ceder el primero solo a la gloria.

La Fundación Fotógrafos D76 desde el año 1997 se ha dedicado mediante su propuesta – que tiene en lo urbano un fuerte y segura motivación- a promover y difundir el ejercicio de la fotografía desde lo creativo, no dejando en el tintero procesos de formación e investigación para fortalecer el arte de la fotografía, en tiempos en los que su uso indiscriminado pone en peligro el valor de la imagen capturada desde un propósito artístico y/o documental.  En el caso que nos ocupa, el colectivo D76 va en pos de un tesoro bien guardado.  Ausculta, selecciona y muestra ante la colectividad aragüeña una pequeña parte de la colección de fotografías de un astro del torero, que sabe de gloria, en una especie de extraña dimensión que solo puede crearse en medio de una plaza y sobre la arena que le da soporte.

En la apertura de la exposición se dieron cita figuras de la tauromaquia aragüeña tales como Erick Cortez, Freddy Giran, Edgard Díaz “El Victoriano”, los críticos taurinos Jesús Ramírez “El Tato”, y Leopoldo Reverón, José Arias, concejal del municipio Girardot, representantes de la Comisión Taurina, integrantes del Colectivo D-76 y la participación muy especial de Danzas Primavera, quienes dieron una muestra de pasión por el baile, así como la Fundación D-76 por acercarnos a experiencias bien fundamentadas. ¡Bravo! ¡Ole!