Publicidad

Publicidad

11 de febrero de 2016

Si A La Fiesta Brava



Por: Giovanni Cegarra     
           
Retumban aún en los oídos los oléees, la algarabía de los aficionados que hicieron masiva presencia en la Plaza de Toros Monumental Román Eduardo Sandia de Mérida, Estado Mérida, en la novillada con picadores, cinco corridas de toros del Carnaval Taurino de América, XLVIIª Feria del Sol, ciclo taurino en el que ha quedado refrendado, asentado, sellado, apostillado, lacrado, un rotundo Sí a la Fiesta Brava.

No me cabe duda en afirmarlo, Sí a la Fiesta Brava.

Pese a la difícil situación económica política que se vive en el país, el gentilicio taurino venezolano ha dado un contundente respaldo a la Fiesta Brava, le han dejado muy claro a los adversarios, a ese grupillo minoritario que se apostó frente a la Plaza de Toros Román Eduardo Sandia de Mérida, criticando lo incriticable, que les dió miedo entrar al coso taurino y comprobar con sus propios ojos, que la Fiesta Brava en Venezuela, tiene sus aficionados, decididos, respetuosos, amantes y defensores del Arte de La Tauromaquia, algo que ellos no entienden porque su capacidad intelectual no se lo permite, ni en la forma de actuar, hablar, vestir, caminar.

Enhorabuena por la Comisión Taurina Municipal del Libertador que actuó en lo justo; por el Complejo Recreacional de Mérida (COREMER), por el Operativo de Seguridad por parte de los Organismos competentes; por la Empresa Taurina Ramguertauro SRL que se la supo jugar empresarialmente con carteles bien rematados, anotándose un contundente éxito, tuvo la acertada iniciativa de tomar en cuenta por primera vez, a la juventud universitaria que ni corta ni perezosa se retrató en la taquilla favorecidos por el descuento especial, al igual que el resto de aficionados, plenando los numerados, tendidos de sol y sombra de la Monumental de Mérida en la que el sentimiento, pasión, afición, dignificó por todo lo alto a nuestra Fiesta Brava.

Sí a la Fiesta Brava ha quedado refrendado en Mérida, en su Carnaval Taurino de América 2016, digno de una ciudad cuyo epónimo La Cumbre Taurina de América quedó lacrado por siempre, para siempre, eternamente, dejándole bien claro a los adversarios, que se lleven su música para otra parte porque aquí, no van pa'l baile.

Errores, cometidos fueron, habrán de ser analizados y corregidos; lo de los encierros lidiados, el tema controversial de siempre pero por encima de todo, duela a quien duela, guste a quien no le guste, el Carnaval Taurino de América 2016 en Mérida, Región Los Andes de Venezuela, ha sido de rotundo éxito socio económico cultural turístico empresarial, para la ciudad, Estado, país, para el gentilicio andino venezolano, taurino y no taurino, imposible negarlo, allá los que no lo quieran aceptar, total viven de la mezquindad, cizaña, crítica destructiva, para ellos nada es positivo todo es malo, que se puede esperar de ellos, nada.

Todo está dicho, escrito, consumado en buena lid y emulando a Concha, protagonista de la serie Aquí no hay quién Viva de Antena 3, les digo respetuosamente a los adversarios váyanse, Sí a la Fiesta Brava, olé, asunto arreglado y punto en boca.