Publicidad

Publicidad

8 de julio de 2016

Interesante tarde de tienta en la ganadería “Los Aranguez”



Por: Nikolas Babin

Los calurosos paisajes que rodean las dehesas de la ganadería “Los Aranguez” con sus cactus y cardones acompañados de una agradable brisa  fueron testigos la tarde de ayer de una interesante tarde de tientas en la que los matadores de toros Erick Cortez, Alexander Guillen y el alumno de la escuela taurina de Mérida Alejandro Guillen fueron protagonistas.


Con la amable atención de la familia Riera se tentó un exigente y fuerte lote de vacas de esta ganadería ubicada en Carora, en el corazón del estado Lara.


La experiencia del matador Erick Cortez se pudo apreciar en todo su esplendor al tentar las dos primeras y la última vaquilla de la tarde, siendo exigente y brabucona la primera, de gran calidad y nota la segunda ante la cual emergió esa mística magia que envuelve el toreo despacio que permite una embestida casi perfecta y brava y encastada la cuarta dejando muy buenas sensaciones en la atenta mirada del ganadero y su familia.


Alexander Guillen tentó la tercera, de menor calidad pero de igual manera exigente logrando extraerle muletazos, demostrando extraordinarias condiciones físicas además de una gran afición y ganas de seguir sumando experiencia.


Les acompaño el joven alumno de la escuela taurina de Mérida, Alejandro Guillen quien pudo colocarse en frente de la primera vaquilla con firmeza y valor, pero lamentablemente siendo corneado al final de su participación cuando intentaba refugiarse en un burladero.

Fue trasladado a una clínica privada de la ciudad de Carora donde se exploró la herida y se determinó que sufrió una cornada de aproximadamente 15 cm, limpia, en el costado derecho del vientre con trayectoria lateral hace el ombligo que perforó dermis, epidermis y músculo abdominal sin llegar a comprometer los intestinos.  El joven Guillen paso la noche sin fiebre y sin mayores molestias.