Publicidad

Publicidad

7 de julio de 2016

Que Bien



Por: Giovanni Cegarra

Aunque suene muy optimisma, pensarlo, escribirlo, decirlo, a viva voz, en la difícil crisis socio económica política que afronta y confronta Venezuela, las esperanzas son las últimas que se pierden de que en algo mejore la situación de nuestra Fiesta Brava, ante el ambiente taurino que se huele, se siente, en ciudades de la región andina venezolana.

Que bien, por Los Andes de Venezuela.

Santa Cruz de Mora y Tovar en el Estado Mérida; La Grita y Táriba en el Estado Táchira, ciudades y Estados en la Región Los Andes, que no dejan escapar, así como así, la Fiesta Brava en sus tradicionales Ferias y Fiestas Patronales, cuyos Juntas Feriales y Empresarios Taurinos contra viento y marea, ponen el todo por el todo, para mantener viva la llama taurina, sin olvidar la ya consolidadas Feria de San Sebastián en enero y Feria del Sol, Carnaval Taurino de América en febrero, en San Cristóbal, Estado Táchira y Mérida, Estado Mérida, respectivamente, además del trabajo que vienen haciendo a lo largo del año, la Escuela Taurina sancristobalense César Faraco y la merideña Humberto Alvarez, en las que viene germinando el semillero taurino.

Por supuesto, no faltan los consabidos deslenguados, enemigos dentro de nuestra Fiesta Brava, deningrando de todo y de todos los que ponen su esfuerzo y voluntad, para que lo taurino no siga recorriendo el escabroso camino del futuro incierto pero nada que ver, sin lengua quedarán.

En tiempos de crisis se crece y en la Región Los Andes de Venezuela, sobrados están con todo y crisis, mantienen y defienden a toda costa, la Fiesta Brava, pues nada, que bien y olé.