Publicidad

Publicidad

7 de agosto de 2016

“Crudeza y crueldad”



Por: Kike Rosales

El filósofo Español Fernando Sabater usó esos términos en una conferencia, de una forma u otra la confusión de los mismos es muy usada por parte de los enemigos de las corridas de toros.

Ambas palabras son una explicación que desarma la terrible ignorancia sobre los que es el mundo del toro, que va mucho más allá del “simple” hecho querer acabar solo las corridas, sería finalizar una cultura de siglos.

El proceso de selección de las razas para conseguir el toro de lidia de hoy en día lleva muchos años, un laboratorio genético que ha hecho el hombre (cruzando ganaderías y así creando encastes) para mantener y perfeccionar la ganadería de casta.

Además demuestra que el entorno para criar al toro seleccionado para las corridas está inmerso en la conservación natural más importante del medio ambiente, las fincas o dehesas son un monumento a la preservación de bosques y fuentes hídricas, todo eso por criar al más noble bravo y hermoso animal que ha ayudado a crear el hombre.

Entonces vemos con asombro como se deja de pelear por animales que están sumidos en el más completo abandono.

Los zoológicos por lo menos en este país están en desidia absoluta, los animales no son alimentados, la asistencia veterinaria es casi incompleta y los presupuestos no dan para comida, por ejemplo para los tigres, que lo que comen es carne.

Entonces vemos a la esposa del gobernador del estado Táchira recabando firmas para acabar con el “asesinato” de los toros, (así es como se llaman por algunos las corridas).

Pero nadie dice nada en relación a los animales torturados y encerrados en jaulas donde se mueren de hambre, culpa del más vulgar abandono.

Esto de acabar las corridas es una moda que está haciendo daño; quizá la forma de explicar mejor los términos dichos por Sabater es decir que en una plaza hay crudeza, pero en el abandono de los zoológicos si hay una total y terrible crueldad.