Publicidad

Publicidad

4 de agosto de 2016

Toreros Aragüeños también se abren paso en Perú


Foto: de izq. a der Juan José Girón, Cesar Altuve y Edgar Antonio
en un descanso de los entrenamientos para la foto en un parque limeño

Por: Jesús Ramírez "El Tato"

Perú se ha convertido en los últimos años, en el refugio migratorio de los toreros venezolanos que acuden al país que tiene la plaza de toros mas antigua del continente americano.

El espectáculo taurino en Perú emana de los años de la conquista en la plaza mayor de Lima en improvisados cosos cerrados por talanqueras.

La plaza de Acho con su importante feria del Señor de Los Milagros cuyo escapulario conquistaron en 1964 y 1967 los venezolanos Cesar y Curro Girón, no esta en la agenda de los criollos que van al país inca a luchar. Sus sueños y desvelos se van por los pueblos de la intricada geografía peruana, cuyas ferias populares se celebran prácticamente durante todo el año con mayor incidencia entre los meses de mayo a octubre.

En Perú se ha formado una fiesta variada, con más de 600 festejos al año, con toros bravos, mansos, malos, de media casta, cuneros y en algunas ocasiones hasta toreados en ferias anteriores. Con este género tan diverso, nuestros espadas luchan con denuedo superando escollos con valerosas actuaciones q lamentablemente poco eco tienen por nuestros predios.
Lo mejor de la torta taurina peruana lo recibe Rafael Orellana q suma tardes y éxitos sin salirse de su palmarés de triunfador con sello profesional.

También incursionan Cesar Vanegas, Fabio Castañeda, Luis Prato, Rafael del Castillo, Eduardo Valenzuela, Manolo Muñoz, los hermanos Antonio y Ángel Ramos, este último tomara la alternativa en la próxima Feria de Tovar,  cerca de su natal Seboruco y el rejoneador Francisco Javier.

También incursionan toreros aragüeños Edgar Antonio estreno grado de matador el pasado 16 de mayo en la plaza El Molino de Arequipa, también se abre paso con dos triunfos de orejas el novillero Cesar Altuve y el último emigrante es Juan José Girón, apostando con el famoso apellido y afán de lucha de lograr figuración. Ya lo hizo en Tarco (Pullo Ayacucho) donde corto una oreja.

Las esperanzas toreras no se pierden y Perú las alimenta con oportunidades a los nuestros, afectados por la recesión actual en el país. La lucha no será en vano por Perú.