Publicidad

Publicidad

27 de septiembre de 2016

Vuelta al Ruedo para Manolo Vanegas en Arnedo (España)


Vanegas frente a la nada 

Única vuelta al ruedo de la tarde para Vanegas ante mala novillada de “Hoyo de la Gitana”
Foto de Carmelo Betolaza
Por: Paco Romera - Mundotoro

Una novillada muy mala de Hoyo de la Gitana tiró por tierra la primera del Zapato de Oro. Solo las ganas de Manolo Vanegas sirvieron para salvar el balance estadístico de este gris espectáculo. Vuelta al ruedo para el novillero venezolano, que hizo lo mejor y único bueno. Miguel Ángel Silva se despidió como novillero sin opción y Juanito tampoco pudo lucir con su lote.


Foto de Carmelo Betolaza
Manolo Vanegas se las vio con un segundo deslucido, sin fijeza y que siempre se movió a la defensiva. De los pocos muletazos que se tragó, salió distraído. El novillero venezolano insistió hasta sufrir una voltereta sin consecuencias. Fue silenciado tras aviso luego de fallar a espadas. Vanegas subió algo el nivel del festejo en el quinto. Primero con cuatro verónicas de buen corte y por momentos en la faena de muleta, en la que incluso sonó la música -noticia hoy- aprovechando que el animal tenía un punto más de ‘gas’, aunque tampoco demasiado celo. Se vio el querer del novillero venezolano, que dejó retazos. Cerró en tablas. Una estocada rápida, un punto caída, significó la vuelta al ruedo tras leve petición.

Miguel Ángel Silva no tuvo opción con el muy bien presentado primero, en el tipo santacolomeño. A pesar de un buen inicio del animal, de golpe se echó en la muleta. Fue imposible para el aún novillero extremeño, silenciado. Malo como los anteriores, el cuarto siguió llevando hacia abajo la tarde, con la gente cabreada ya. No le ayudó la mala lidia planteada. Miguel Ángel Silva no pudo más que justificarse. Mató mal

Siguió la tarde en mal sino con el tercero, un utrero igualmente deslucido que llegó a echarse al principio de la faena. Una vez en pie el astado, Juanito intentó cosas pero sin posibilidad real de éxito. Y en el sexto la tarde volvió a su tono anterior al leve paréntesis del quinto: la nada. Cerró plaza otro ejemplar al que se le dio una lidia mala. Juanito planteó la faena en los medios, pero sin estructura y sin emoción porque no la tenía el animal, que también se rajó.

Plaza de toros de Arnedo Arena. Primera del Zapato de Oro. Un tercio de entrada.
Novillos de Hoyo de la Gitana, descastados, desclasados y muy deslucidos.       
Miguel Ángel Silva, que se despedía de novillero, silencio y silencio.
Manolo Vanegas, silencio tras aviso y vuelta al ruedo.
Juanito, silencio tras aviso y silencio.

Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de los veterinarios de la plaza Pablo Pérez Calvo y Ana Carmen Baroja