Publicidad

Publicidad

8 de diciembre de 2016

Bola Mala Sangre



Por: Giovanni Cegarra          

Diría mi difunta madre se ven una vainas cada día y razón tenía, a propósito de todo el entuerto que ha surgido con lo de la novillada que debería darse en el ciclo taurino de la LIIIª Feria de San Sebastián 2017 de San Cristóbal, Estado Táchira, occidente de Venezuela.

Resulta y acontece como dicen por ahí, que la Empresa Taurina dijo no poder darla y de la nada surge el esfuerzo y unión de dos ganaderos de lidia, de aficionados, de la Asociación Venezolana de Criadores de Toros de Lidia (AVCTL) y de la propia Empresa, donando novillos para hacer realidad la novillada ferial de San Sebastián a lo que se suma, los de la Asociación de Picadores y Banderilleros de Venezuela (APBV) quienes manifiestan a través de su represente legal que ellos actuarán sin devengar emolumento alguno pero entonces, cae toda una bola mala sangre de que hay compromisos con dos novilleros extranjeros, que hay que incluirlos en el cartel, vaya papeleta.

O sea, va novillada si entran los novilleros extranjeros. La Empresa como que exige se les incluya en el cartel por compromisos ya contraídos y pregunto ¿porqué entonces no dieron ellos la novillada ferial como en principio estaba fijada en el contrato de concesión de la organización del ciclo taurino ferial sancristobalense y cumplir con sus compromisos?, a novilleros extranjeros sí hay que cumplirles y a los nuestros, pues nada, que se chupen el dedo.

Senda bola mala sangre para dar la novillada en el ciclo taurino de la LIIIª Feria de San Sebastián 2017 pero señores y no lo tomen que estamos en su contra, lo nuestro primero, segundo, tercero y por siempre, los novilleros venezolanos por delante, por encima de cualquier compromiso, se tienen ganada la novillada a como dé lugar y en tiempos de crisis, es punto de honor, basta de tanto menosprecio, ofenda quien se ofenda, duela a quien le duela y punto redondo.