Publicidad

Publicidad

1 de diciembre de 2016

Inesperada Unión



Por: Giovanni Cegarra            

Surgió en San Cristóbal, Estado Táchira, región andina venezolana, tras conocerse que no se daría la novillada con picadores en la LIIIª Feria de San Sebastián, una inesperada unión para salvarla y en sus efectos, salieron de la nada, la donación de novillos y actuación gratuita de cuadrillas, lo que a las claras deja sentado que querer es poder, cuando se quiere se puede.

Muy cierto, inesperada unión para salvar la novillada en la Feria de San Sebastián 2017, una digna actitud en estos tiempos que reafirma que en crisis se crece.

Enhorabuena por quienes se apretaron los machos, lo que se viene esperando desde hace años por la permanencia y fortalecimiento de nuestra Fiesta Brava y donaron los novillos como lo han sido, los ganaderos Hugo Alberto Molina y Juan Campolargo, la Asociación Venezolana de Criadores de Toros de Lidia (AVCTL), el Dr. Pablo Mendoza y el propio Empresario Taurino en San Cristóbal, Nelson Grisolía, quien debería haber montado la novillada con todas las de la ley.

Que sirva de reflexión y llamado de atención, a todos los estamentos taurinos venezolanos, esta inesperada unión que afloró en San Cristóbal para salvar la novillada ferial, que ha demostrado que si puede haber unión entre todos los involucrados en nuestra Fiesta Brava para sacarla del abismo hacia donde va, solo hay que poner de su parte todos, unificar voluntades y esfuerzos, lo demás es cuento. 

Inesperada unión que no debe quedar allí, no sea un aspaviento sorpresivo pasajero, un echa tierra a la tumba que han cavado y santiamén.