Publicidad

Publicidad

12 de enero de 2017

Plumillas de Medio Pelo


Por: Giovanni Cegarra            

En sus inicios, el año 2017 no ha pintado muy bien que digamos para la Fiesta Brava en Venezuela, que transita  mal y cabe recordar el proverbio ruso que reza no puedes ir derecho por una calle torcida a lo que se suma las plumillas de medio pelo que aparentan ser lo que no son, poco les importa disfrazarse de corderitos aferrados defensores e impulsadores de lo taurino en este país y actúan como las propias ratas del desierto.

Que anda mal la Fiesta Brava Venezolana, ya es disco rayado, se sabe de sobra, va por toda una calle torcida casi imposible de enderezar ya que quienes hacen vida dentro de ella pareciera son sus propios enemigos, alentados por estos pacotillas plumillas de medio pelo, que no escatiman en darle zarpazos, dejar caer la guadaña, a diestra y siniestra, haciendo daño sin importarle a quien.

La Fiesta Brava intenta subsistir en estos tiempos difíciles de crisis económica venezolana, de la que no escapa nadie, lo que deja a vista de todos, que el 2017 no pinta bien para lo taurino, además del accionar de los plumillas de medio pelo que se ensañan sin contemplación contra ella y quienes hacen lo imposible por mantenerla a flote; bien reza el proverbio persa los hombres del mismo oficio son enemigos.

Imposible tapar errores, desafueros, improvisaciones, antojos, ridiculeces, inventos, desorganización, desunión, apatía, desgano, indolencia, dentro y en el entorno de la Fiesta Brava en Venezuela que en nada la favorecen y por eso señores, ya esta bueno de caerle a palo como a gata ladrona, corremos o nos encaramados por su permanencia, defensa, fortaleza o sencillamente, la entierran y a más ver, punto redondo.