Publicidad

Publicidad

20 de marzo de 2017

"Gabán" de "San Antonio" ya es semental de lujo


"Gabán" ya indultado, en el campo ganadero de Carache, todo un pavo.
Por: Jesús Ramírez "El Tato"

En la fría serranía de Caracha en el Estado Trujillo, sigue recuperándose el toro "Gabán" de "San Antonio", que entró en la historia del toro bravo, entipado y noble, el viernes 24 de febrero en la primera corrida de la exitosa Feria del Sol de Mérida, cuando fue indultado por la autoridad taurina que preside el doctor Jorge Bustamante, tras la labor del sevillano Esaú Fernández.

"Gabán", marcado con el número 59, colorado, se encuentra ya en el campo, tras superar las heridas y curas a que ha sido sometido en ardua y delicada labor de los veterinarios y el propietario de la divisa naranja y azul, Edgar Bravo, con el tratamiento requerido con antibiotico-terapia para evitar infecciones y lograr la completa cicatrización de las heridas sufridas durante la lidia.

Tras casi un mes de la recordada fecha es evidente ya el relajamiento del toro, al que esperan ahora las vacas de "Rancho Grande" y "San Antonio", para incrementar la producción de nuestra cabaña brava.

Es interesante la reata del imponente astado. Hijo de la vaca "Villana" de pinta chorreada, número 50 de "Rancho Grande" pura de Juan Pedro Domecq,  y del semental "Atrevido", castaño, número 136 de "El Prado", procedente de Torrestrella y Jerónimo Pimentel, indultado en la Feria de San Sebastián 2012 por el matador francés Juan Bautista.

La del 24 de febrero fue una tarde de bravos y bien presentados toros como "Teleférico" y "50 años", que marcaron un feliz inicio ferial con el toro imponente, bravo, con recorrido, profundidad y transmisión, para mayor júbilo del joven ganadero, que ha marcado en su debut el camino del respeto y adecentamiento de nuestra fiesta brava, precisamente en momentos críticos en el país por escases y aumento constante del precio de medicinas y alimentos concentrados y por la imposibilidad para importar semen o sementales.

Así que el pilar en que descansa el toreo como es la bravura del toro de lidia, tomó luz y revuelo en Mérida en histórica corrida, que ahora con el fruto, de "Gabán" en el campo, cimentara las bases para el  desarrollo del toro integro, bravo y noble como base fundamental y necesaria de nuestra fiesta brava.

Las curas de rigor sobre las heridas.
LAS PALABRAS DEL GANADERO:

"Me siento feliz y emocionado aún, las primeras palabras de estímulo, fueron de mis colegas ganaderos y de los toreros, luego todo era una locura de aficionados mientras hacíamos las primeras curas del toro en los corrales de la plaza. Un día grandioso pero también con un gran  compromiso que asumo con responsabilidad"