Publicidad

Publicidad

28 de mayo de 2017

3 Orejas para Manolo Vanegas en su despedida de novillero

Por: Mica Cressenty

Vanegas, aldabonazo antes del doctorado

Listo para el gran salto. Manolo Vanegas cortó tres orejas en Ales (Francia) y ofreció una gran dimensión en su esperada encerrona como despedida de novillero, antesala de su alternativa en Vic-Fezensac, la primera semana de junio. el venezolano, que resolvió con lustrosa eficacia las complicaciones de los utreros de Cura de Valverde y José Escolar, aprovechó el buen juego de las reses de Cuillé, oreja, y El Puerto de San Lorenzo, con el que podrá decir que desorejó al último novillo que lidió.

Fue un utrero con cuajo el de la ganadería charra de los hermanos Fraile. La nobleza del animal de El Puerto permitió al venezolano lucirse, primero, en banderillas y, luego, muleta en mano. Lo cuajó de principio a fin y resultaron especialmente ligadas las tandas. Mató de una buena estocada y, con la plaza entregada, el presidente otorgó las dos orejas.

Abrió el contador Vanegas con el segundo de la tarde. Un novillo de Cuillé, que como ya sucedió en la concurso del sábado, ofreció buen juego. Tuvo movilidad el animal y buen son en las embestidas. El joven sudamericano lo entendió y supo ligarle las tandas. Hubo conexión con el tendido, merced a su acople para cuajarlo por ambos pitones. Estuvo certero con la tizona y cayó la primera oreja de la mañana.

Había comenzado la mañana Vanegas sorteando un serio y astifino novillo del Cura de Valverde. Fue un animal complicado, que no le puso nada fácil las cosas al joven novillero. Pese a ello, porfió y resolvió la papeleta con gran oficio, dando muestras de que está listo para el escalafón superior. Con un rival vacío, del que no había nada que extraer. Ovación.

Otra más saludó del tercero. No fue sencillo el “Albaserrada” de José Escolar. Apenas tenía recorrido y en las escasas embestidas que regaló lo hizo soltando siempre la cara. Pese a ello, le buscó las vueltas el joven venezolano, que volvió a demostrar que es un espada curtido y con recursos holgados para medirse con solvencia a este tipo de adversarios. Vanegas está listo para el toro.

Plaza de toros de Ales, Francia. Segunda de feria. Novillos, por este orden, de Cura de Valverde, Cuillé, José Escolar y El Puerto de San Lorenzo, bien presentados, aunque desiguales. Los mejores, 2º y 4º, de buena condición.            
Manolo Vanegas, como único espada, ovación, oreja, ovación y dos orejas.