Publicidad

Publicidad

26 de junio de 2017

Manolo Vanegas y los pasos de la madurez


Por: Kike Rosales

Cuando contestó la llamada ante el saludo con el nombre por delante de matador nos dijo, “dígame Manolo” mostrando un apego a su historia.

Dijo que es el mismo muchacho de orígenes humildes que no los olvida, nos habla “con dejos de tristeza” pero con la seguridad que solo da el conocer tanto el alma propia.

Cuenta sobre el cambio que se esperaba que venía al dejar de ser novillero, insiste en tener claro que dejaría de ser el primero del escalafón de novilleros para empezar siendo el último de matadores.

Lo enfrenta con hidalguía y convencido que está en este oficio para ser grande. No le teme ni al éxito ni al fracaso en esta nota Manolo nos muestra los pasos de la madurez.