Publicidad

Publicidad

2 de julio de 2017

Gran Triunfo de Jesús Colombo en "Cinco Villas" (México)


Foto: Jorge Raúl Nacif
Cortesía: Al Toro México

Jesús Enrique Colombo está convertido en toda una realidad dentro de la novillería internacional y la tarde de este sábado en "Cinco Villas" dejó muy en claro que cuenta con una proyección que ya le está pidiendo la alternativa, dado que se nota muy cuajado en todos los sentidos.

Triunfar con fuerza por partida doble en Madrid no es cuestión de la casualidad, por lo que ya esperábamos una actuación como la que tuvo el venezolano. El torero lo ve claro en el ruedo, sabe colocarse y entender las condiciones de los novillos, además de contar con una expresión artística que le llega a los tendidos.

Hoy le cortó las dos orejas a un buen novillo de La Guadalupana, que sin embargo le fue exigente. Colombo lo lidió con corrección y lo cuidó en varas, para luego cubrir con eficacia el segundo tercio y plantear una faena que tuvo estructura, sobresaliendo en los trazos por derecha y en desmayados muletazos de la firma.

Su primero fue un castaño de Paco Cordero que tuvo muy poquita fuerza y nunca se empleó, hasta el punto que se echó a mnedua faena y hubo que apuntillarle.

José María Pastor dibujó muletazos templados y despaciosos delante de su segundo, uno de La Guadalupana que tendía a salir suelto y doblar contrario, pero al dejarle la muleta en la cara tenía partido por aprovechársele. Bajo este tenor logró momentos destacados y hasta una dosantina con cambio de mano, a la manera de "El Ranchero" Aguilar, en un instante muy emotivo. A la postre, la espada le privó de tocar pelo al hidrocálido y todo quedó en vuelta.

Ante el de Paco Cordero se mostró animoso, pero el ejemplar no estaba sobrado de fuerza y se quedaba un tanto corto por ambos perfiles, así que el tema no cobró mayores alturas.

Un agradable sabor de boca dejó el muy joven Francisco Martínez, que trae pocos festejos a cuestas pero desborda alegría y buenas maneras. Bien colocó banderillas a su primero e inició con un par de péndulos, calentando el cotarro, aunque el trasteo vino a menos porque el de Paco Cordero se agarró al piso.

Su segundo fue de la misma procedencia, pues el de La Guadalupana se despitorró en chiqueros. En medio de la lluvia, el sanmiguelense estuvo ciertamente tesonero y mostrabdo esa simpatía que sienta bien, pero sin conseguir algo más debido a que el burel ofreció pocas opciones. A la postre dio una vuelta al ruedo.

El hispano Marcos tiene buena planta de torero y se le nota una técnica bien aprendida, aunque es un poco frío y le cuesta conectar con los aficionados. Sin opciones ante su primero, regaló trazos limpios delante de su segundo, de La Guadalupana, al que toreó con academismo y del que paseó una oreja con algunas protestas

Regaló un ejemplar de este hierro, novillo que no fue materia prima como parta pensar en un triunfo. No obstante, Marcos se esforzó en este tenor cuajó algunos momentos destacados, sobre todo en la zona de tablas.

Un dejo de nostalgia se respiró durante toda la tarde, pues la de hoy fue la última novillada en este bello escenario mexiquese. Así lo había informado el propietario del inmueble, Luis Marco Sirvent, durante la reunión con los medios que sostuvo el jueves pasado, charla en la que manifestó falta de apoyo del medio taurino y autoridades.


Ficha
Santiago Cuautlalpan, Mex.- Cortijo "Cinco Villas". Dos tercios de entrada, en tarde de clima cambiante y que terminó con tupida lluvia. Cinco novillos de Paco Cordero (1o, 2o., 3o., 4o. y 8o.), de buena presencia pero poco juego, sin fuerza. Cuatro de La Guadalupana, el 9o. lidiado como regalo, bien presentados y manejables en su conjunto, entre los que destacó el 6o..
José María Pastor (malva y plata): Ovación tras aviso y vuelta tras aviso.
Jesús Enrique Colombo (sangre de pichón y oro): Palmas y dos orejas.
Marcos (perla y plata): Silencio, oreja y palmas en el de regalo.
Francisco Martínez (rosa mexicano y oro): Ovación y vuelta tras dos avisos.

Incidencias: Tras el paseíllo se rindió un minuto de aplausos a la memoria de El Pana, Victor Barrio, Iván Fandiño y Renatto Motta, fallecidos en el ejercicio de su profesión. El empresario Luis Marco Sirvent dio una vuelta al ruedo.