Publicidad

Publicidad

1 de julio de 2019

Ganadero de "San Antonio" con Renovada Ilusión a La Feria De Tovar


Hermoso ejemplar de "San Antonio" seleccionado para la feria de Tovar

Por: Jesús Ramírez "El Tato" 


La tragedia económica sin precedentes que vivimos, tiene a todo el mundo pensando e imaginando situaciones. Mientras las empresas taurinas se lo piensan para desarrollar un proyecto realizable, matadores de toros, picadores, banderilleros y hasta mozos de espada, han tomado rumbo con claridad de objetivos fuera de nuestras fronteras, buscando puertas aún abiertas para la oportunidad.

Ante esta situación se imaginan el panorama que vislumbran nuestros ganaderos de reses de lidia?.....Ellos no se pueden ir y abandonar sus fincas y reses.  Tienen que seguir aquí, ataviados de esperanza, luchando con lo que tienen y pueden conseguir, para alimentar y sostener sus animales y la finca.

Luchan contra todos los imponderables para mantener su ganadería con vocación y afición, en medio de la más brutal escases de gasoil, gasolina para el transporte, vacunas, alimentos concentrados, vitaminas, etc., para no decaer en su ilusión de ganaderos, más movidos por la pasión e ilusión que otra cosa.

Por el día de San Antonio, el santo portugués que fue gran  predicador  con espíritu de profecía y extraordinario don milagroso, el joven ganadero Edgar Bravo, se fue a su finca homónima del santo en Trujillo.  Allí con la mente clara y gran espíritu de observador, contempló toros, erales y utreros en su hábitat como guardianes del equilibro entre la flora y la fauna, donde impera con libertad la raza bovina más antigua del mundo.

De allí el joven ganadero salió fortalecido y con fe inquebrantable para seguir aportando por la ganadería "San Antonio" que en su corta andadura de muchos éxitos y satisfacciones, lo motiva para seguir trillando el difícil camino de ganadero de reses de lidia en nuestro país.

Paciencia, mucha paciencia, dice el joven ganadero, que con marcada ilusión y buen hacer, forja la divisa naranja y azul con orgullo, como el que siente por los toros que llevará en septiembre a la Feria de Tovar, tras selecta selección y manejo con ejemplares de prototípica belleza cuatreña, afirmando con buen humor y positivismo, que no hay moldes para criar el toro de lidia y que mientras en España hay cuatro estaciones, nosotros tenemos dos, verano e invierno, ambas inclementes y que tampoco hay facilidad para importar sementales o semen, en un crítico momento en que todas las carencias parecen acentuarse.

Aun así, reflexiona Edgar Bravo con responsabilidad de ganadero optimista, con pasión inocultable por la fiesta brava, aupado por su experiencia como criador de vacuno lechero de grandes éxitos. Al ganadero radicado en Coro, le entusiasma Tovar, la emociona su feria en tiempos de crisis y le motiva el ímpetu de la joven empresa que mueven  Jhoan y Franklin Santana así como Luis Miguel Valencia, porque miran al horizonte con fe, apuestan al éxito y retan con trabajo y buena organización la peor crisis social y económica del país.

Finalmente sentenció Edgar Bravo agudo, sagaz y ocurrente, que va a Tovar a triunfar con sus toros, a respaldar el espectáculo taurino y a asumir un compromiso necesario como aficionado por encima de todas las circunstancias.